La familia: un obstáculo para la creación de un nuevo orden
Gerardo Ferrara - Expertos - ETWN

José Manuel Martínez Guisasola, es doctor en Teología por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma y profesor titular en la Facultad de Teología san Isidoro de Sevilla. El defiende que el marxismo clásico ha evolucionado hacia un conglomerado de reivindicaciones de minorías que obedecen al llamado progresismo globalista. En su obra ‘Neomarxismo: feminismo, marxismo y género’ (Sekotia, Editorial Almuzara), ofrece una explicación a la actual convulsión social que atraviesa Occidente a causa de una convergencia entre el movimiento feminista actual y las denominadas minorías sexuales que intentan, mediante la llamada ideología de género, imponer un nuevo orden mundial.

 

–¿En qué momento el marxismo clásico evolucionó a lo que hoy conocemos como neomarxismo?
–El tránsito se produjo a mediados de siglo XX aunque previamente ya algunos autores como Antonio Gramsci habían planteado esta necesidad. Realmente, los que lo materializaron fueron los autores de la Escuela de Frankfurt (Horkheimer, Adorno, Marcuse). Y ya en un sentido más fáctico, en la década de los años 80 el filósofo Ernesto Laclau, con su obra ‘Hegemonía y estrategia socialista’ que fue el que vio que el marxismo clásico estaba a punto de desaparecer y no le faltaba razón –como posteriormente demostrarían la caída del muro de Berlín y la desintegración de la Unión Soviética–y planteó un cambio de estrategia. Además, a finales de siglo el marxismo ya había perdido a la clase obrera como sujeto revolucionario.

 

 
 
–Ese nuevo marxismo deja de interesarse tanto por la batalla económica y pasa a dar la batalla cultural…
Marx entiende que la sociedad está basada en dos plantas, la baja, que alberga la estructura, donde colocó los sistemas económicos de producción, y la superior, la supraestructura, donde se colocaban los valores y las creencias. Él estaba convencido de que cambiando los sistemas económicos, es decir, la estructura, el modo de pensar del pueblo cambiaría. Eso estuvo vigente hasta la Revolución Cultural China (1966-1976) y el maoísmo, que concluyó que el modo de pensar del pueblo chino solo cambiaría si se incidía sobre la supraestructura.
 
 
 
–Como curiosidad, defiende que el que era el mayor enemigo del marxismo, los Estados Unidos, ha albergado el desarrollo del neomarxismo…
–Sin duda. Los teóricos de Escuela de Frankfurt eran todos judíos que abandonaron Alemania ante el auge del nazismo y son acogidos por Estados Unidos y sus grandes universidades. Será aquí, a partir de los 50, cuando el país, inmerso en plena Guerra Fría, se dé cuenta que las opciones son intentar atacar al enemigo frontalmente…o intentar domesticarlo. Así que ya que tenían al enemigo dentro de casa, en referencia a ese grupo de pensadores marxistas dentro de sus instituciones académicas, se propone reconducir la situación. De ahí surge la conocida reunión del Club Bilderberg que intenta desde 1954 contrarrestar en un primer momento el sentimiento de antiamericanismo que había en Europa y a partir de 1970, con la colaboración del polaco Zbigniew Brzezinski –considerado uno de los grandes ideólogos al servicio de la plutocracia globalista–cuando ya se planteará la necesidad de un nuevo orden mundial pero empleando la metodología marxista y su concepción universalista. Al final, liberalismo capitalista y marxismo acabaron fusionándose al compartir un mismo fin.
 
 
 
–Una de las características más llamativas de este neomarxismo globalista es la deshumanización del varón y la propuesta del enfrentamiento directo entre el hombre y la mujer, dos seres que hasta ahora habían colaborado
–La intención es crear un nuevo orden mundial y para ello hay que acabar con los elementos que lo impidan. Uno de ellos es la familia tradicional, que a su vez se apoya en una institución previa: el matrimonio heterosexual monogámico. Por ello se busca transformar por completo el sistema axiológico (aquel que implica la noción de elección del ser humanos por los valores morales, éticos y espirituales) que imperaba en Occidente rompiendo por completo la cadena de transmisión. Para una Revolución Cultural el gran enemigo es siempre la tradición cultural, que vive en esa cadena de transmisión. Para romperla se ha fomentado una guerra de sexos donde hombres y mujeres no puedan convivir. Es la estrategia de la nueva política, la de crear microconflictos que permitan estar permanentemente generando confrontación.

«El progresismo globalista busca transformar el sistema axiológico y para ello ha fomentado una guerra entre hombres y mujeres, que hasta ahora habían cooperado para la supervivencia de la especie»

–De todos los efectos que denuncia en la obra, ¿cuál es el que más le preocupa?
–De las consecuencias que se plantean, creo que el de la destrucción de la familia es el más importante. Ya lo sabían los marxistas. Ocurrió en la Rusia de Lenin durante la revolución sexual y fue el mismo gobierno ruso de Stalin el que luego tuvo que reactivar la contrarrevolución sexual viendo las nefastas consecuencias para el tejido social de la nación rusa. No hay ninguna sociedad que pueda perdurar sin la familia.

 

 

–El problema de denunciar la ideología de género es que hoy en día es fácil ser tachado de machista y homófobo…
–Reivindico un feminismo interesante que es ese primer feminismo de corte liberal y que no tiene nada que ver con el feminismo actual. El feminismo de la complementariedad busca que hombres y mujeres se unan para la supervivencia del grupo. Los estudios antropológicos que en la obra se citan plantean precisamente como la cooperación entre hombres y mujeres ha permitido salvaguardar al grupo y que esto se rompe en el siglo XVIII cuando se relega a la mujer a un segundo plano y surge ese feminismo para reivindicar los derechos que se le habían quitado a la mujer.

 

 

–¿Por qué está tan interesado este progresismo globalista en la promoción del aborto? España está siendo un claro ejemplo de ello
–En España ocurre lo mismo que en el resto de Occidente. El nuevo orden mundial que se está implantando ha colocado a una serie de políticos que solo son marionetas en manos de los poderes supranacionales. Hemos pasado de una democracia representativa a una democracia participativa donde los que mueven los hilos son unos burócratas que nadie ha votado, pero diseñan la hoja de ruta a seguir. La dicotomía derecha-izquierda ya no tiene ningún sentido y ambas bailan al mismo son, como en el tema del aborto, implantado por la agenda política para el control demográfico.

 

–¿La Iglesia está siendo una institución útil para combatir el neomarxismo?
–Sinceramente, no, y como sacerdote me duele reconocerlo. La Iglesia católica debería dar la batalla cultural y no lo está haciendo. Para ello hay que presentarse en el campo de batalla pero también hay que darse cuenta de que el sistema axiológico esta mutando y sospecho que la institución no lo ha hecho. Confío en estar aún a tiempo.

 

por Roberto Marbán
para El Debate

Banner a Definir 300 x 1050 px
¿QUIERES COLABORAR CON EXPERTOS EWTN?

Si quieres apoyar la difusión de la verdad y la defensa de principios y valores, postúlate como VOLUNTARIO para participar como Columnista Experto. Completa el sigiente formulario con todos tus datos.

Otros artículos de Expertos

La dictadura del algoritmo

La dictadura del algoritmo

La mentira que esconden las pantallas Quienes investigan en el campo de la inteligencia artificial están ensayando con monos. A cada mono le entregan un vídeo juego y si gana la partida es recompensado con un plátano. Los investigadores dicen que el mono es feliz...

El aborto no es un derecho

El aborto no es un derecho

Aborto y constitución:  La decisión del Gobierno y del Parlamento de Francia de incluir el derecho al aborto en la Constitución es un grave error jurídico. Resulta estremecedor que la reforma haya obtenido más de los tres quintos de los votos. El artículo 34 de la...

declaración Dignitas Infinita

declaración Dignitas Infinita

El Papa Francisco refuerza, actualiza y amplía las «graves violaciones» de la dignidad humana que se dan en todo el planeta. Es la razón de ser de «Dignitas infinita» –Dignidad infinita–, una declaración vaticana elaborada por el Dicasterio para la Doctrina de la Fe...

La memoria histórica

La memoria histórica

Verdadera historia Amañar el pasado es la forma más antigua de control del conocimiento y dominación de la sociedad. Quien tiene el poder de inventarse el pasado, puede disponer a su antojo del presente y el futuro. Resulta imprescindible garantizar a los ciudadanos...

Carta «Samaritanus Bonus»

Carta «Samaritanus Bonus»

El Vaticano ha hecho hoy publica la Carta ‘Samaritanus Bonus’ sobre el cuidado de las personas en las fases críticas y terminales de la vida, elaborada por la Congregación para la Doctrina de la Fe y aprobada por el papa el pasado 25 de junio. El documento intenta...

Descubriendo a Ramón Llull

Descubriendo a Ramón Llull

DESCUBRIENDO A RAMON LLULL El historiador y periodista Santiago Mata acaba de publicar la segunda edición de su libro El hombre que demostró el cristianismo. Ramon Llull (ed. Rialp). Lo leí hace unos años y su autor me puso una dedicatoria en la que deseaba que este...

Carta a mi hijo con discapacidad

Carta a mi hijo con discapacidad

Querido Alvarete, Muchas veces me siento atrapado por la situación que vivimos. Veo cómo la vida va pasando y cómo con ella se van perdiendo oportunidades de disfrutarla, de saborearla. Aún me siento joven, rebosante de energía y no me faltan ilusiones, pero, sin...

Nihilismo bioético

Nihilismo bioético

La vida cuestionada: tecnicidad y postmodernidad Según la encíclica Evangelium vitae, el tema de la vida es un asunto que marca una época para la cultura contemporánea y lugar crucial de la experiencia, porque sobre este tema se juega hoy la suerte de lo humano. Eso...

EWTN España y todas sus actividades se sostienen con las donaciones de los benefactores.

Ayúdanos para continuar nuestra misión de llevar la luz del Evangelio a todas las familias.

EWTN España, la alegría y el orgullo de ser católicos.

 

Francia, estado totalitario
Gerardo Ferrara - Expertos - ETWN

El derecho a la vida en Francia, en jaque

Francia ha declarado el Aborto como un derecho constitucional.

A partir de ahora, los ciudadanos que, según su conciencia o sus creencias, consideren que el aborto es un asesinato podrán ser acusados de estar en contra de la Constitución.

A partir de ahora, ningún médico podrá alegar su derecho a la objeción de conciencia cuando se le requiera sus servicios para practicar el aborto.

A partir de ahora, ninguna menor necesitará el consentimiento de sus padres para ejercer el derecho al aborto

La Alemania nazi implantó unas leyes raciales según las cuales se podía discriminar a los judíos, que fueron convertidos en ciudadanos de segunda categoría. Pero claro, la Alemania de Hitler era un Estado totalitario.

¿Lo es también Francia?

Banner a Definir 300 x 1050 px
¿QUIERES COLABORAR CON EXPERTOS EWTN?

Si quieres apoyar la difusión de la verdad y la defensa de principios y valores, postúlate como VOLUNTARIO para participar como Columnista Experto. Completa el sigiente formulario con todos tus datos.

Otros artículos de Expertos

La dictadura del algoritmo

La dictadura del algoritmo

La mentira que esconden las pantallas Quienes investigan en el campo de la inteligencia artificial están ensayando con monos. A cada mono le entregan un vídeo juego y si gana la partida es recompensado con un plátano. Los investigadores dicen que el mono es feliz...

El aborto no es un derecho

El aborto no es un derecho

Aborto y constitución:  La decisión del Gobierno y del Parlamento de Francia de incluir el derecho al aborto en la Constitución es un grave error jurídico. Resulta estremecedor que la reforma haya obtenido más de los tres quintos de los votos. El artículo 34 de la...

declaración Dignitas Infinita

declaración Dignitas Infinita

El Papa Francisco refuerza, actualiza y amplía las «graves violaciones» de la dignidad humana que se dan en todo el planeta. Es la razón de ser de «Dignitas infinita» –Dignidad infinita–, una declaración vaticana elaborada por el Dicasterio para la Doctrina de la Fe...

La memoria histórica

La memoria histórica

Verdadera historia Amañar el pasado es la forma más antigua de control del conocimiento y dominación de la sociedad. Quien tiene el poder de inventarse el pasado, puede disponer a su antojo del presente y el futuro. Resulta imprescindible garantizar a los ciudadanos...

Carta «Samaritanus Bonus»

Carta «Samaritanus Bonus»

El Vaticano ha hecho hoy publica la Carta ‘Samaritanus Bonus’ sobre el cuidado de las personas en las fases críticas y terminales de la vida, elaborada por la Congregación para la Doctrina de la Fe y aprobada por el papa el pasado 25 de junio. El documento intenta...

Descubriendo a Ramón Llull

Descubriendo a Ramón Llull

DESCUBRIENDO A RAMON LLULL El historiador y periodista Santiago Mata acaba de publicar la segunda edición de su libro El hombre que demostró el cristianismo. Ramon Llull (ed. Rialp). Lo leí hace unos años y su autor me puso una dedicatoria en la que deseaba que este...

Carta a mi hijo con discapacidad

Carta a mi hijo con discapacidad

Querido Alvarete, Muchas veces me siento atrapado por la situación que vivimos. Veo cómo la vida va pasando y cómo con ella se van perdiendo oportunidades de disfrutarla, de saborearla. Aún me siento joven, rebosante de energía y no me faltan ilusiones, pero, sin...

Nihilismo bioético

Nihilismo bioético

La vida cuestionada: tecnicidad y postmodernidad Según la encíclica Evangelium vitae, el tema de la vida es un asunto que marca una época para la cultura contemporánea y lugar crucial de la experiencia, porque sobre este tema se juega hoy la suerte de lo humano. Eso...

EWTN España y todas sus actividades se sostienen con las donaciones de los benefactores.

Ayúdanos para continuar nuestra misión de llevar la luz del Evangelio a todas las familias.

EWTN España, la alegría y el orgullo de ser católicos.

 

Para no perderse en el laberinto de la cancelación
Gerardo Ferrara - Expertos - ETWN

Dejarce llevar por las emociones conduce a la nada: 

 

Cuando leo que llega ahora a España la cultura universitaria norteamericana dominada por la teoría crítica de la raza, la de género, la poscolonial y la interseccional, con el hacha de la cancelación, esbozo una ligera sonrisa. Tiene una importancia relativa. Esta jerga supuestamente crítica y su perspectiva deconstructora pasarán como pasaron el marxismo y sus conceptos. Llegará el día en que habrá que desmontar esas pseudociencias que, henchidas de ideología, tratan de sustituir al conocimiento por una perspectiva justiciera. Costará mucho porque detrás de ellas se enmascara una tropa mediocre que ha visto en ese dogma un modo de medrar que por otros medios no podría. La arrogancia de esos posmodernos críticos llega al punto de que los recién llegados, novatos sin oposición aprobada ni tramos de investigación, llaman la atención de los veteranos porque no atienden esta moda ideológica de anteponer el relato a la ciencia.

Alessia Putin Ghidini, profesora universitaria, ha escrito un libro muy interesante a este respecto titulado «Cancelación. Manuel contra la dictadura de la ideología, el pensamiento binario y el odio político» (Sekotia, 2024). Lo ha hecho desde la perspectiva de una docente que tiene delante a la próxima élite, a la gente que influirá en la sociedad en el futuro. La responsabilidad es grande, tanto como el susto que se lleva cuando ahonda en su perspectiva del mundo. Por eso parece haber pensado en este «manual», porque Alessia Putin se encuentra con alumnos cuya visión de la sociedad es ideológica; es decir, que examinan y valoran todo a través de un dogma. Esto es acientífico y anula el progreso humano.

«Llegará el día en que habrá que desmontar esas pseudociencias que, henchidas de ideología, tratan de sustituir al conocimiento por una perspectiva justiciera«

Revolución Francesa

El influjo nefasto de las ideologías ha marcado la historia contemporánea desde la idea de progreso en la Revolución Francesa, de cuando algunos pensadores hablaron de la «ciencia de las ideas»; es decir, de la acomodación de la realidad a una teoría política. Y así vivimos hasta el día de hoy, porque las ideologías lo han inundado todo mermando la capacidad del ser humano, censurando, y cobijando así proyectos totalitarios en los que se niega al otro.

Ahora, como cuenta Alessia Putin, lo vemos en una nueva generación marcada por el pensamiento simple y binario. Por ejemplo, esos jóvenes asumen que la sociedad se divide en colectivos de hombres y mujeres, o de blancos y negros. Tienen una percepción «binaria» de la sociedad, dice la autora, que no refleja la individualidad y que pervierte su inteligencia por un interés político. El propósito del «manual» de Alessia Putin no es transformar la «teoría crítica» en liberal, sino recuperar la individualidad, que no el individualismo, y, por tanto, la libertad.

El gran mal es la ideología, que convierte a los ciudadanos en fanáticos que no escuchan ni debaten, sino que tratan de imponer su opinión, cuenta la autora. Por eso cancelan novelas, películas, ensayos, cuadros y estatuas. Son grupos organizados que vienen a corregir la historia y el presente por un futuro imaginario sin que nadie se lo haya pedido. Son justicieros del tres al cuarto, ignorantes en su mayoría, convertidos en títeres de otros con intereses políticos de mayor envergadura.

La forma binaria de pensar, escribe la profesora Putin, se lleva de modo irreflexivo a otros ámbitos como la preferencia por trabajar en lo público, o por la república, la igualdad de resultados impuesta por el Estado, las políticas de género, la lucha por la igualación material, o el decrecimiento para cuidar el planeta. Todo esto supone el repudio a trabajar en lo privado y a los beneficios empresariales, el rechazo al mérito y al esfuerzo, a la igualdad ante la ley sin privilegios por sexo, a la lucha contra la pobreza no contra la desigualdad, y a la protección del medio ambiente sin menoscabar el progreso. Esa plantilla mental binaria se instala en las nuevas generaciones, que la repiten inconscientemente y afecta a su desarrollo personal y profesional.

Banner a Definir 300 x 1050 px
¿QUIERES COLABORAR CON EXPERTOS EWTN?

Si quieres apoyar la difusión de la verdad y la defensa de principios y valores, postúlate como VOLUNTARIO para participar como Columnista Experto. Completa el sigiente formulario con todos tus datos.

«

La solución, dice, es un movimiento racionalista optimista que acabe con la dictadura ideológica, el relativismo cultural y el antioccidentalismo, y recupere su raíz judeo-cristiana y demócrata liberal.

Ansiedad juvenil

El resultado es la ansiedad de los jóvenes ante el próximo apocalipsis. Sin miedo no hay acción política en un sentido determinado. Además, como señala Alessia Putin, se hace creer a esos jóvenes que están involucrados en una misión salvadora contra la vieja generación, como la Guardia Roja de Mao en la Revolución Cultural. Y como son ignorantes les hacen pensar que los sentimientos, lo único que controlan y es indiscutible, son superiores a la ciencia.Eso es lo «woke», una religión de analfabetos funcionales usados por unos aprovechados.

Las redes sociales han contribuido a la rapidez y eficacia de la cancelación. Uno de sus efectos es la «infoxicación», que es el empacho de noticias verdaderas y falsas, profundas y superficiales, que impiden una visión clara del mundo en el que vivimos y la fiscalización de los políticos. Esa infoxicación alimenta las ideologías y el fanatismo, la polarización. La avalancha informativa obliga a que los medios de comunicación a presentar las noticias como ofertas en un escaparate, esto es, lo más llamativas posibles para conseguir un clic. Esta práctica fomenta las emociones en política y hace que los partidos dirijan sus propuestas hacia los sentimientos. Ya tenemos así el populismo y la «democracia emocional», dice Alessia Putin.

El libro está trufado de ejemplos sobre la dictadura de la ideología y el odio político. Lo «trans» da para mucho. Este asunto parte de una paradoja que los feminismos no quieren resolver. Si el género es una construcción cultural y la persona se puede autodeterminar e ir al registro para cambiar su sexo, el asunto tiene fácil solución. Eliminemos el paso burocrático de tener que decir nuestro sexo, como no indicamos el color de nuestra piel, altura y peso. Pero las feministas que pretenden privilegios legales por la biología se oponen. Sin registros estatales de la diferencia biológica no hay «discriminación positiva» y sin eso, dice Alessia Putin, se acabó el negocio para un colectivo. El otro problema, indica, es la costumbre totalitaria de entrometerse en la intimidad de las personas. ¿Por qué el Estado debe registrar el sexo sentido o la orientación sexual? La respuesta es rápida: porque permite la ingeniería social a través de la ley con apoyo en un discurso emocional y moralizante. Esto tiene su derivación, y es que la Ley de Violencia de Género, basada en la biología, es incompatible con la Ley Trans, fundada en los sentimientos.

Pero aún hay más. Alessia Putin quiere acabar su libro con optimismo. Occidente no es el problema, como dice lo «woke», sino la solución. La desestabilización política y económica procede de dos países que pisotean los derechos humanos, Rusia y China, no de la Unión Europea o Estados Unidos. La solución, dice, es un movimiento racionalista optimista que acabe con la dictadura ideológica, el relativismo cultural y el antioccidentalismo, y recupere su raíz judeo-cristiana y demócrata liberal. Su propuesta es aislar a los extremos populistas y totalitarios, y refundar Europa. Esa tendencia, apunta la autora, ya se percibe entre los más jóvenes.

por JORGE VILCHES
priodico LA RAZON 17/03/2024

 

Otros artículos de Expertos

La dictadura del algoritmo

La dictadura del algoritmo

La mentira que esconden las pantallas Quienes investigan en el campo de la inteligencia artificial están ensayando con monos. A cada mono le entregan un vídeo juego y si gana la partida es recompensado con un plátano. Los investigadores dicen que el mono es feliz...

El aborto no es un derecho

El aborto no es un derecho

Aborto y constitución:  La decisión del Gobierno y del Parlamento de Francia de incluir el derecho al aborto en la Constitución es un grave error jurídico. Resulta estremecedor que la reforma haya obtenido más de los tres quintos de los votos. El artículo 34 de la...

declaración Dignitas Infinita

declaración Dignitas Infinita

El Papa Francisco refuerza, actualiza y amplía las «graves violaciones» de la dignidad humana que se dan en todo el planeta. Es la razón de ser de «Dignitas infinita» –Dignidad infinita–, una declaración vaticana elaborada por el Dicasterio para la Doctrina de la Fe...

La memoria histórica

La memoria histórica

Verdadera historia Amañar el pasado es la forma más antigua de control del conocimiento y dominación de la sociedad. Quien tiene el poder de inventarse el pasado, puede disponer a su antojo del presente y el futuro. Resulta imprescindible garantizar a los ciudadanos...

Carta «Samaritanus Bonus»

Carta «Samaritanus Bonus»

El Vaticano ha hecho hoy publica la Carta ‘Samaritanus Bonus’ sobre el cuidado de las personas en las fases críticas y terminales de la vida, elaborada por la Congregación para la Doctrina de la Fe y aprobada por el papa el pasado 25 de junio. El documento intenta...

Descubriendo a Ramón Llull

Descubriendo a Ramón Llull

DESCUBRIENDO A RAMON LLULL El historiador y periodista Santiago Mata acaba de publicar la segunda edición de su libro El hombre que demostró el cristianismo. Ramon Llull (ed. Rialp). Lo leí hace unos años y su autor me puso una dedicatoria en la que deseaba que este...

Carta a mi hijo con discapacidad

Carta a mi hijo con discapacidad

Querido Alvarete, Muchas veces me siento atrapado por la situación que vivimos. Veo cómo la vida va pasando y cómo con ella se van perdiendo oportunidades de disfrutarla, de saborearla. Aún me siento joven, rebosante de energía y no me faltan ilusiones, pero, sin...

Nihilismo bioético

Nihilismo bioético

La vida cuestionada: tecnicidad y postmodernidad Según la encíclica Evangelium vitae, el tema de la vida es un asunto que marca una época para la cultura contemporánea y lugar crucial de la experiencia, porque sobre este tema se juega hoy la suerte de lo humano. Eso...

EWTN España y todas sus actividades se sostienen con las donaciones de los benefactores.

Ayúdanos para continuar nuestra misión de llevar la luz del Evangelio a todas las familias.

EWTN España, la alegría y el orgullo de ser católicos.

 

Los desvaríos del feminismo y la mujer actual
Gerardo Ferrara - Expertos - ETWN

Leía un artículo sobre la  desaparición de los pensadores e intelectuales,  tan admirados en otras épocas, cuyo pensamiento tenía valor, y cuya sabiduría era un referente para el que quisiera buscar la verdad. Creo que siguen existiendo, y muy buenos, el problema es el momento en que nos ha tocado vivir, fruto de años de desinformación, en el que a la  simple y variada opinión   se le ha dado el valor de verdad, y los  sentimientos y apetencias prevalecen sobre lo que “es” y debería ser.

La «cuestión de la mujer», como a mí me gusta llamarlo, y el concepto del  feminismo  no se escapa a los desvaríos que ha traído la instauración de la posverdad, en la que todo cabe. El feminismo, en otra hora definido como una causa noble, ha tenido varias etapas, adquiriendo, gracias a los movimientos ideológicos, un cariz que ahuyenta a la mayoría de nosotras. Si llegó a enfrentar a la mujer al hombre, en la actualidad ha conseguido  enfrentar a las propias mujeres.  Los últimos movimientos ideológicos se han ido apropiando de este concepto, desvirtuando su significado, con la intención de transformar en justas unas reivindicaciones basadas en impulsos y sentimentalismos, atacando a cualquiera que no defienda sus postulados. El problema es que estas personas han llegado al poder, el poder social a través de medios de comunicación, y el impositivo y cohercitivo, a través de leyes, anulando una de las causas más nobles: la  libertad,  cuya garantía y derecho solo se protege con la información para poder elegir.

La manipulación del lenguaje: cosa de años

Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua:  feminismo  Del fr. féminisme, y este del lat. femĭna ‘mujer’ y el fr. -isme ‘-ismo’.

  1. m. Principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre.
  2. m. Movimiento que lucha por la realización efectiva en todos los órdenes del feminismo.

Está claro que esta aspiración de  igualdad en derechos entre la mujer y el hombre  no presenta mayor problema en los países occidentales. Los datos muestran que estamos cerca de conseguir que los «derechos» ya formales, sean totalmente reales, y que por el contrario, la mujer progresivamente ostenta más derechos y privilegios incluso por encima del hombre en algunos casos como son las cuotas o la presunción de culpabilidad en el caso del maltrato.

Aunque se siga reclamando la igualdad en el desempeño de puestos directivos o a nivel salarial, estas diferencias disminuyen en función del puesto de trabajo, el nivel, la formación y especialmente, con la edad.

El gap más importante sin embargo, se centra en los países llamados en vías en desarrollo (aunque todavía distan mucho del mismo), y especialmente cuando la religión o la cultura hace estragos en la defensa de los derechos humanos. Pero  no veremos a ninguna feminista haciendo huelga de hambre ante la embajada de Irán o la India por ejemplo.

El concepto de  posverdad (1) se utilizó por primera vez en su versión inglesa, en 1992 en el contexto de unas reflexiones críticas sobre algunos escándalos de las presidenciales de Nixon y Reagan, alcanzando el punto de más difusión con la victoria de Trump y el Brexit. La posverdad, al  negar la verdad y relativizarla,  ha cambiado los paradigmas, y el feminismo también sufre las consecuencias de esta  manipulación de conceptos.  Además, y pese a que en un primer momento se consideraba al posmodernismo, como un  movimiento filosófico progresista reclamado por la izquierda, la derecha se ha sumado a esta “ideología progresista” solo por el hecho de estar de moda. De esta forma, toda la sociedad se ha empapado de este  «supuesto progreso».

«La mujer progresivamente ostenta más derechos y privilegios incluso por encima del hombre en algunos casos como son las cuotas o la presunción de culpabilidad en el caso del maltrato «

La moda se ha erigido en moral,  y no estamos hablando de la forma de vestir, sino en todas las actuaciones que se han generalizado y por tanto adquieren validez sólo por tener seguidores. Pero la moda cambia, y lo que hoy se considera bueno o bonito, mañana estará en desuso. Pero someter a la verdad a los movimientos caprichosos de la moda tiene unas consecuencias más importantes que cambiar de pantalón, y trae consecuencias para las personas concretas. La esencia femenina se diluye en reivindicaciones, que llegado un momento dejan de tener sentido y el mundo se pierde lo que la “mujer” aporta, anulando esta diferencia e intentando transformarla en algo que se distancia cada vez más de su naturaleza.

Si el  trashumanismo  es la concepción del progresismo moderno llevado al extremo en el hombre en general, y dirigido a  transformarlo, el  género  lo es del feminismo progresista que culmina en el. transgénero.

La  ausencia de valores  nos recuerda la célebre frase de  Chesterton: “gentes que han dejado de creer en Dios para creer en cualquier cosa”.

Historia de la Mujer 

Pese a que las  figuras más conocidas en la reivindicación de los derechos de la mujer  son las famosas sufragistas, pocos saben que el origen de las primeras reivindicaciones feministas vino precisamente por la defensa de los indefensos. Ante la injusticia de la esclavitud, mujeres, madres de familias numerosas, levantaron sus voces para defender los derechos de las personas de color.  Tan libres se sentían que no se dieron cuenta hasta ese momento de que ellas mismas no tenían esos derechos y, por tanto, no podían ayudar a reconocerlos.

En 1837 se celebró en Nueva York el Primer Congreso Antiesclavista Femenino, organizado por tres sociedades antiesclavistas femeninas. Y en 1840, un grupo de mujeres abolicionistas estadounidenses encabezado por  Elizabeth Cady Stanton y Lucretia Mott  asistieron a la Convención Internacional Antiesclavista celebrada en Londres en 1840. Allí se vetó la presencia femenina en la sala porque, curiosamente, entendían que la mujer tenía «una constitución física que no era apta para las reuniones públicas o de negocios». De esta suerte,  Cady Stanton y Mott  tuvieron que seguir el desarrollo de la convención escondidas detrás de una cortina en una tribuna. Pero esto no las amedrentó, sino que ante esta discriminación decidieron convocar otra convención para defender los derechos de las mujeres. Así surgió  el primer foro público colectivo de mujeres en 1848  en Séneca Fall. Las paradojas de la vida llevaron a que los hombres de color pudieran votar antes que las mujeres que los habían defendido.

Tampoco se habla del valor de ciertas mujeres que se dedicaron a estudiar el papel de la mujer consiguiendo puestos por mérito propio. Me gustaría destacar el caso de  Mary R. Beard  (1876-1958), modelo de muchas más que vinieron después, quién demostró la misma pasión por la historia que por la defensa de los derechos de la mujer, y en especial de los de la mujer trabajadora, demandando educación y leyes proteccionistas. Beard se implicó en el movimiento sufragista americano hasta que fue aprobada la 9ª enmienda, que daba a las mujeres el derecho al voto, mostrando más tarde su desacuerdo con los siguientes objetivos feministas y buscando otros caminos para defender a las mujeres. Consideraba que la «Enmienda por la Igualdad de Derechos» eliminaría las leyes que ya existían para proteger el trabajo de las mujeres obreras, y cuya protección debía ser distinta de la de los hombres ya que atendía a su especificidad, como por ejemplo era el hecho de  poder tener tiempo para atender a sus hijos y amamantarles.  Beard también se alejó del pensamiento extremo que consideraba a las mujeres víctimas.

Banner a Definir 300 x 1050 px
¿QUIERES COLABORAR CON EXPERTOS EWTN?

Si quieres apoyar la difusión de la verdad y la defensa de principios y valores, postúlate como VOLUNTARIO para participar como Columnista Experto. Completa el sigiente formulario con todos tus datos.

«

Parece que a pesar de los años, seguimos anclados en las mismas cuestiones sin resolver, que son la verdadera problemática como la conciliación y la defensa de la maternidad

En relación a esto, hay miles de historias de  mujeres que han demostrado lo que ahora muchas se niegan a reconocer,  que a pesar de que no tenían efectivamente los mismo derechos legales, tenían la misma dignidad y profesionalidad, que muchas demostraron a lo largo de siglos con muchas más dificultades que en el momento actual. Tal es el caso de  Laura Bassi  (nació en 1711), madre de 12 hijos, experta en física y matemáticas, junto a su marido inauguró un laboratorio y una escuela de física privada en su domicilio y ocupó la cátedra de Física Experimental del Instituto de ciencias de Bolonia por encima de su marido.

Como ella ha habido muchas mujeres más que no se consideraban tampoco víctimas, por citar a algunas:

María Montessori, Olympe de Gouges, Gertrude Bell, Miláda Horákova, Harriet Beecher Stowe, las hermanas Grimké, Elizabeth Candy Stanton, Lucrecia Mott, Edith Stein, Susan B. Anthony, Ernestina de Champourcín, Monserrat Caballé, Hanna Arendt, La monja Egeria, Emily Roebling, Margot Duhalde, Clara Campoamor, Rosalía de Castro, La Reina Isabel “la católica”, Hildegarda de Bingen, Isabella Bird, Laura Bassi, Gertrudis de la Fuente, María Curie, Agatha Christie, Mary Shelley Hay, Cecilia Böhl de Faber y Larrea; Madre Teresa de Calcuta, Ida Lupino, María de Maeztu Whitney, Rita Levi, Leni Riefenstahl, Hedy Lamarr, Bertha Benz, Juan de Arco, La Felipa, Gertrude B. Elion, Margarita Salas, Inge Lehmann, e incluso Hatshepsut, la mujer que fue faraona de Egipto.

Y así infinidad, cientos, miles de mujeres a lo largo de la historia  y las que nos quedan por descubrir.

Equilibrio y verdadera femeneidad

Los más de  6.500 genes distintos entre hombre y mujeres,  hacen que no se pueda obviar las diferencias anatómicas y fisiológicas entre unos y otros. Estudios recientes muestran que la conectividad cerebral masculina y femenina es diferente entre ambos sexos,  consolidándose durante el desarrollo y que se manifiestan principalmente en la adolescencia y en la edad adulta. Estas diferencias definen características estructurales, sistemas funcionales y comportamientos dominantes. Este es precisamente uno de los grandes valores que las  feministas “auténticas”  defienden a la hora de reivindicar el papel de la mujer en puestos directivos: los liderazgos complementarios.

Las características de la “esencia” femenina constituyen precisamente la  aportación de la mujer al mundo,  como decía  Concepción Arenal,  una de las primeras feministas españolas, quien en su libro “La mujer del porvenir” destaca todas las cualidades femeninas con las que la mujer contribuye a una sociedad más humana y empática. Lo que ahora se llama  liderazgo femenino,  y que está tan de moda y manoseado a la vez.

Arenal detallaba lo que perdía la mujer si no recibe educación, lo que perdía el hombre si no la dejaba  participar, y lo que perdía finalmente la sociedad.  Queda claro que ella, que estudió derecho y asistía a las tertulias disfrazada de hombre, hablaba de igual dignidad, derechos y obligaciones, pero desde una esencia claramente femenina, defendiendo lo que la mujer, por ser mujer y tener ciertas cualidades específicas puede aportar al mundo, además de conocimientos, ámbito en el cual no había diferencia alguna con el hombre. Defensora de los derechos femeninos, reconocía en su libro, que la mujer, pese a no tener los mismos derechos y posibilidades que los hombres, si era reconocida a nivel social y familiar.

Edith Stein,  ya por los años 30 del siglo pasado, defendía lo que identificaba y definía a la mujer como tal, siendo esta naturaleza la base de su realización personal e incluso profesional, reivindicando por ello la presencia de la mujer en todos los sectores profesionales como una necesidad, precisamente por esa gran aportación. Decía (2):

«Una sociedad o estamento, público o privado, que prescinda de la mujer, está perdiendo uno de los principales valores de la humanidad… La mujer tiene que saber desarrollar su feminidad. Si renuncia a ello está frenando el desarrollo de su ser, y está  privando a la humanidad de ese don,  y no habrá cambiado nada la sociedad con la presencia en la vida pública de la mujer.»

La mujer -como argumenta  Camille Paglia,  unida al movimiento feminista extremo en su juventud- es más poderosa que el hombre, el feminismo extremo da por hecho que el poder es del hombre y no es consciente del que ella tiene: la mujer puede dar vida, y es una experta cuidadora y acompañante por eso sabe dirigir”. No en vano las primeras feministas estaban en contra del aborto y defendían la maternidad, todo lo contrario a lo que los movimientos posteriores han reivindicado como  logros,  y para rematar la jugada y crear más confusión, mal llaman  «salud sexual reproductiva».

El objetivo buscado no es la igualdad cuando todas las acciones y políticas buscan un enfrentamiento. Acusar al hombre de todas nuestras supuestas desgracias y hacerles culpables, con teorías sobre imposiciones heteropatriarcales, ante situaciones que además dejaron de existir en occidente hace mucho tiempo, parece no ser un argumento válido que sustente las teorías feministas actuales. Seguir hablando de la imposición del heteropatriarcado y semejantes «palabros», ya es un poco  aburrido.  Es el momento de unir y construir.

Si nosotras, mujeres maduritas, ya tuvimos más compañeras que compañeros en la Universidad, elegíamos la carrera que más nos atraía, si no tuvimos trabas para acceder al mercado laboral más allá de la pregunta sobre si tenías novio o estabas casada, no podemos entender que  nuestras hijas tengan que oír unos mensajes que nosotras nunca oímos.

Santa Teresa de Jesús,  mujer terriblemente femenina, mostró sus grandes dotes políticas y administrativas sin rechazar la figura del varón, pero reivindicando y defendiendo la dignidad de la mujer, su derecho a ser respetadas y su autonomía. No por ser de otra época, ni por ser mujer, era menos y supo conquistar grandes cotas siendo simplemente mujer.

La mujer fuerte y femenina no teme al hombre, no necesita enarbolar ninguna bandera feminista o no cae en reivindicaciones agresivas ni revanchismos, y desde luego, no busca transformarse en lo que no es, porque ya está orgullosa de lo que es, de las cualidades que tiene y puede potenciar y de lo que puede aportar. No necesita cuotas que no demuestran excelencia, ni garantizan un trabajo profesional, sino  privilegios.

Si a nivel de formación y desarrollo intelectual, profesional o artístico no nos diferenciamos de los hombres, las únicas políticas que realmente hacen falta deben dirigirse a  apoyar la maternidad de la mujer  que coincide con la de un mayor esfuerzo profesional. Solo en ese momento la mujer necesita ayuda, que no consiste precisamente en más meses de baja para el padre, como denuncia el colegio de pediatras, ni ayudas para atrasar la misma por la «congelación de óvulos».

Por otro lado,  la verdadera libertad viene cuando eliges,  para ello la mujer no debe tener presiones externas, ni por la elección del grado que desea estudiar, ni porque su objetivo sea únicamente ser directiva, o no serlo, o simplemente aspire a cuidar a su familia.

Me gusta cambiar el término “renuncia” por  elección.  Cualquier elección implica tomar un camino u otro alternativo y no por ello tenemos que impregnar esta elección de una connotación negativa como es la renuncia, especialmente cuando se refiere a  algo tan maravilloso como es dar vida, cuidarla y acompañarla.

Durante siglos la mujer ha sido clave en la  transmisión de valores  e incluso de la fe en la familia. Los valores y la coherencia de vida con ellos son, finalmente, los que definen a las personas. ¿Por qué renunciar ahora a este papel?

 

«Las verdaderas políticas de apoyo a la mujer vendrían de la mano del cuidado y exaltación de la maternidad, del reconocimiento social y legal de la gran aportación de la mujer en este sentido propio y específico de ella.»

Los desvarios del feminismo actual

Acusar al hombre de todas nuestras supuestas desgracias y hacerles culpables, con teorías sobre  imposiciones heteropatriarcales,  ante situaciones que además dejaron de existir en occidente hace mucho tiempo, parece no ser un argumento válido que sustente las teorías feministas actuales, además de ser cobarde. Pero en un mundo donde la moda es “todo vale”, con una falsa libertad y respeto instaurados (no hay mejor situación para el poder, que el ciudadano se sienta libre cuando no lo es), el desastre está garantizado y es  caldo de cultivo para colar cualquier ideologías,  a pesar del daño que haga.

Hace algún tiempo una amiga me preguntaba acerca de cómo hablar con su hija. Esta tenía una compañera lesbiana, la cual en un momento dado empezó a sentir cierta atracción por los chicos, con lo cual, como se consideraba lesbiana, se empezó a torturar con que era gay. La hija estaba preocupadísima por su compañera, pero no entendía que simplemente era una chica “normal” y  el lesbianismo no era más que una simple exaltación de la amistad femenina propia de la adolescencia.  La empanada mental estaba asegurada. Así están viviendo miles de jóvenes esta situación, totalmente indefensos y en la que los padres muchas veces no saben ayudar, o incluso no pueden hacerlo.

El  ensalzamiento e imposición de las Teorías  y lenguaje Queer y Trans, ha llevado a un enfrentamiento de las «feministas actuales» con las feministas tradicionales, (con las que a pesar de no estar a acuerdo en todo, cada vez estamos más cercanas). El partido feminista que dirige  Lidia Falcón  ha sido expulsado de IU y del diario Público y ella tiene varias demandas por su valiente y abierta oposición a la Ley Trans, y (la denuncia de la apología de la pedofilia que hace este movimiento) que echa por tierra la labor de defensa de los derechos de las mujeres. Cualquier niño no se puede operar de desviación de tabique sin autorización paterna, pero si puede ir solo a cambiar su DNI para ser otra cosa, o incluso empezar a hormonarse para conseguir exclusivamente ciertas señales externas que le hagan  parecer una chica aunque no llegue a serlo nunca.

Desde que se decidió que el  género era una construcción social,  como cualquier otra construcción, está al vaivén de los tiempos y las corrientes ideológicas del momento. Si en un principio fueron loables las reivindicaciones feministas, pasaron luego al enfrentamiento con el hombre y con la era Trans,  comienza el enfrentamiento de la mujer con la mujer.  Todavía no sabemos, aunque lo intuimos, cuál es el objetivo de toda esta manipulación ni el tiempo en que la sociedad tardará en despertar. Lo que está claro es que los medios que han usado son más sutiles que los usados en otras épocas no muy lejanas: han hecho una gran labor de ingeniería social.

(1) Posverdad. Lee McIntyre

(2) La Mujer, su naturaleza y misión. Edith Stein

Por PILAR CASTAÑON 
Fundadora y directora de Woman Essentia

Otros artículos de Expertos

La dictadura del algoritmo

La dictadura del algoritmo

La mentira que esconden las pantallas Quienes investigan en el campo de la inteligencia artificial están ensayando con monos. A cada mono le entregan un vídeo juego y si gana la partida es recompensado con un plátano. Los investigadores dicen que el mono es feliz...

El aborto no es un derecho

El aborto no es un derecho

Aborto y constitución:  La decisión del Gobierno y del Parlamento de Francia de incluir el derecho al aborto en la Constitución es un grave error jurídico. Resulta estremecedor que la reforma haya obtenido más de los tres quintos de los votos. El artículo 34 de la...

declaración Dignitas Infinita

declaración Dignitas Infinita

El Papa Francisco refuerza, actualiza y amplía las «graves violaciones» de la dignidad humana que se dan en todo el planeta. Es la razón de ser de «Dignitas infinita» –Dignidad infinita–, una declaración vaticana elaborada por el Dicasterio para la Doctrina de la Fe...

La memoria histórica

La memoria histórica

Verdadera historia Amañar el pasado es la forma más antigua de control del conocimiento y dominación de la sociedad. Quien tiene el poder de inventarse el pasado, puede disponer a su antojo del presente y el futuro. Resulta imprescindible garantizar a los ciudadanos...

Carta «Samaritanus Bonus»

Carta «Samaritanus Bonus»

El Vaticano ha hecho hoy publica la Carta ‘Samaritanus Bonus’ sobre el cuidado de las personas en las fases críticas y terminales de la vida, elaborada por la Congregación para la Doctrina de la Fe y aprobada por el papa el pasado 25 de junio. El documento intenta...

Descubriendo a Ramón Llull

Descubriendo a Ramón Llull

DESCUBRIENDO A RAMON LLULL El historiador y periodista Santiago Mata acaba de publicar la segunda edición de su libro El hombre que demostró el cristianismo. Ramon Llull (ed. Rialp). Lo leí hace unos años y su autor me puso una dedicatoria en la que deseaba que este...

Carta a mi hijo con discapacidad

Carta a mi hijo con discapacidad

Querido Alvarete, Muchas veces me siento atrapado por la situación que vivimos. Veo cómo la vida va pasando y cómo con ella se van perdiendo oportunidades de disfrutarla, de saborearla. Aún me siento joven, rebosante de energía y no me faltan ilusiones, pero, sin...

Nihilismo bioético

Nihilismo bioético

La vida cuestionada: tecnicidad y postmodernidad Según la encíclica Evangelium vitae, el tema de la vida es un asunto que marca una época para la cultura contemporánea y lugar crucial de la experiencia, porque sobre este tema se juega hoy la suerte de lo humano. Eso...

EWTN España y todas sus actividades se sostienen con las donaciones de los benefactores.

Ayúdanos para continuar nuestra misión de llevar la luz del Evangelio a todas las familias.

EWTN España, la alegría y el orgullo de ser católicos.

 

Como superar los traumas
Antonio R. Rubio Plo - Expertos EWTN

A medida que crecemos, vamos siendo conscientes de los obstáculos que nos impiden disfrutar plenamente del presente. Al ahondar en ellos, podemos descubrir que están vinculados a experiencias traumáticas pasadas, palabras hirientes que nos dijeron o heridas emocionales que aún no hemos sanado. Muchos de estos obstáculos tienen su origen en la infancia y se activan en momentos específicos de nuestra vida provocando que nuestro cerebro desencadene una respuesta de alerta y nos haga sufrir.

Afortunadamente, los traumas pueden superarse aunque hay que pasar por un proceso a menudo desagradable donde la terapia, la comunicación, el apoyo de los demás y el autocuidado se vuelven aspectos imprescindibles. Según el reputado psiquiatra español Enrique Rojas para afrontar un trauma hay que «poner en ello cabeza y corazón, arte y oficio, ilustración y afecto».

Ttres consejos para intentar «superar los traumas de la vida»

  • Averiguar su naturaleza. El psiquiatra considera que es importante diferenciar entre macrotrauma (impactos emocionales de gran intensidad) o microtrauma (impactos emocionales de menor intensidad pero se van sumando entre sí).
  • Ordenar los hechos y enfocarlos para buscar una salida, si es posible. Rojas aconseja hacer una lista de mayor a menor intensidad de lo sucedido y ver cómo se podrían neutralizar algunos de los hechos ocurridos.
  • Intentar sobreponerse a los traumas y comenzar de nuevo poco a poco. El experto contempla la resiliencia como solución. Es decir, aprender a soportar situaciones duras, de gran dificultad y y ser capaces de crecerse ante las dificultades y no hundirse.

 

Enrique Rojas, médico psiquiatra, ha compartido en su perfil de Instagram tres consejos para intentar «superar los traumas de la vida»

Detectar si estamos lidiando con un trauma puede resultar complicado, ya que sus manifestaciones pueden variar en cada persona y no siempre son obvias. No obstante, existen ciertos síntomas que pueden indicar la presencia de un trauma no resuelto:

  • Recurrencia del evento traumático. Quienes han experimentado un trauma pueden revivir la experiencia a través de recuerdos, pesadillas, flashbacks o pensamientos intrusivos, lo que puede generar angustia y afectar la calidad de vida.
  • Evitación. El trauma puede llevarnos a evitar situaciones, lugares o personas que nos recuerden la experiencia traumática, así como a perder interés en actividades que antes disfrutábamos.
  • Hiperactividad emocional y física. La persona puede experimentar ansiedad, irritabilidad, dificultades para conciliar el sueño o sobresaltarse con facilidad.
  • Alteraciones emocionales y conductuales. El trauma puede desregular nuestras emociones, llevándonos a sentir culpa, vergüenza, ira o tristeza de forma desproporcionada o incontrolable, afectando nuestra interacción social.
  • Dificultades en las relaciones. El trauma puede dificultar nuestra capacidad para establecer relaciones saludables y duraderas, generando sentimientos de aislamiento, desconfianza o miedo al contacto emocional con los demás.
 

La terapia EMDR

 (Eye Movement Desensitization and Reprocessing), descubierta de manera casual por la psicóloga Francine Shapiro a finales de los años 80, se basa en la observación de movimientos oculares voluntarios de un lado a otro.

Este método, posteriormente estudiado de manera sistemática, ha demostrado reducir significativamente los síntomas del Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT) en personas tratadas. La técnica consiste en acceder a recuerdos traumáticos mientras el paciente experimenta emociones negativas, y realizar movimientos oculares dirigidos por el terapeuta para procesar esos recuerdos de manera más adaptativa.

Se cree que este proceso permite al cerebro reestructurar los recuerdos traumáticos y sus asociaciones emocionales, llevando a una resolución adaptativa del trauma y una mejora en el funcionamiento cotidiano. Aunque se utiliza principalmente para el tratamiento del trauma, se considera que la terapia EMDR también puede ser efectiva para tratar otros trastornos como la depresión, la ansiedad, la adicción, las fobias y los trastornos alimentarios.

por LAURA MESONERO ORTIZ
para la Razon

Otros artículos de Expertos

La dictadura del algoritmo

La dictadura del algoritmo

La mentira que esconden las pantallas Quienes investigan en el campo de la inteligencia artificial están ensayando con monos. A cada mono le entregan un vídeo juego y si gana la partida es recompensado con un plátano. Los investigadores dicen que el mono es feliz...

El aborto no es un derecho

El aborto no es un derecho

Aborto y constitución:  La decisión del Gobierno y del Parlamento de Francia de incluir el derecho al aborto en la Constitución es un grave error jurídico. Resulta estremecedor que la reforma haya obtenido más de los tres quintos de los votos. El artículo 34 de la...

declaración Dignitas Infinita

declaración Dignitas Infinita

El Papa Francisco refuerza, actualiza y amplía las «graves violaciones» de la dignidad humana que se dan en todo el planeta. Es la razón de ser de «Dignitas infinita» –Dignidad infinita–, una declaración vaticana elaborada por el Dicasterio para la Doctrina de la Fe...

La memoria histórica

La memoria histórica

Verdadera historia Amañar el pasado es la forma más antigua de control del conocimiento y dominación de la sociedad. Quien tiene el poder de inventarse el pasado, puede disponer a su antojo del presente y el futuro. Resulta imprescindible garantizar a los ciudadanos...

Carta «Samaritanus Bonus»

Carta «Samaritanus Bonus»

El Vaticano ha hecho hoy publica la Carta ‘Samaritanus Bonus’ sobre el cuidado de las personas en las fases críticas y terminales de la vida, elaborada por la Congregación para la Doctrina de la Fe y aprobada por el papa el pasado 25 de junio. El documento intenta...

Descubriendo a Ramón Llull

Descubriendo a Ramón Llull

DESCUBRIENDO A RAMON LLULL El historiador y periodista Santiago Mata acaba de publicar la segunda edición de su libro El hombre que demostró el cristianismo. Ramon Llull (ed. Rialp). Lo leí hace unos años y su autor me puso una dedicatoria en la que deseaba que este...

Carta a mi hijo con discapacidad

Carta a mi hijo con discapacidad

Querido Alvarete, Muchas veces me siento atrapado por la situación que vivimos. Veo cómo la vida va pasando y cómo con ella se van perdiendo oportunidades de disfrutarla, de saborearla. Aún me siento joven, rebosante de energía y no me faltan ilusiones, pero, sin...

Nihilismo bioético

Nihilismo bioético

La vida cuestionada: tecnicidad y postmodernidad Según la encíclica Evangelium vitae, el tema de la vida es un asunto que marca una época para la cultura contemporánea y lugar crucial de la experiencia, porque sobre este tema se juega hoy la suerte de lo humano. Eso...

EWTN España y todas sus actividades se sostienen con las donaciones de los benefactores.

Ayúdanos para continuar nuestra misión de llevar la luz del Evangelio a todas las familias.

EWTN España, la alegría y el orgullo de ser católicos.

 

Una película que impacta y conmueve hasta las lágrimas
Antonio R. Rubio Plo - Expertos EWTN

La intención de la película “El milagro de la Madre Teresa” no es ofrecer una visión acabada de la vida de Madre Teresa, santa Teresa de Calcuta, su personalidad, el misterio de su alma, su espiritualidad o su misión, simplemente trata de llevarnos al corazón de Madre Teresa, ofreciendo al espectador algunos de los rasgos fundamentales de ella, no desde la óptica de quienes la conocieron o del espectador sino desde el interior de su propia alma, como si el director hubiese entrado en sus profundidades y hubiera instalado su cámara allí para grabar el mundo que la rodeaba, su relación con Dios y su percepción de sí misma desde su óptica.

Es posible que quienes la conocieron personalmente puedan sentirse decepcionados al no encontrar en la película la imagen que ellos se formaron de la madre de los pobres.  El ángulo desde el que nos introduce en ella es el milagro interior de esta mujer entregada a Dios que, sometida a una profunda prueba de fe desde el inicio de su misión con los más pobres, es fiel hasta el final a Jesús y a la ardiente súplica que antes de sumergirse en las calles de Calcuta Él la dirigió.

Expresa muy bien un rasgo de la Madre Teresa ante su misión: su determinación, su santa impaciencia y su irrefrenable urgencia en realizar exactamente y hasta el final el grito con que Jesús la llamó: saciar su sed de amor, de dignidad, de respeto, de ternura y de compasión en los más pobres.

Ofrecer una imagen general de una personalidad tan profunda y asombrosamente extraordinaria como la de santa Teresa de Calcuta desde la óptica de su «noche oscura», con la complejidad que este hecho común a tantos santos tiene, no es una tarea fácil sino llena de enormes riesgos. La probabilidad de que un intento tan loable termine en un fatal resultado es muy alta. Difícil y arriesgado intento que el director afronta con bastante acierto.

Aunque es cierto que sólo quienes vivieron con ella y acompañaron su camino espiritual pueden aportar elementos definitivos para alcanzar una imagen más completa del riquísimo, pero también escondido misterio que la envolvió durante toda su vida de Misionera de la Caridad, el que una obra no pretenda ni pueda agotar una imagen completa de la persona que presenta, menos aún de Madre Teresa de Calcuta, no deja de hacerla valiosa. 

 

“El Milagro de la Madre Teresa”,  una película que impacta y conmueve hasta las lágrimas  desde la óptica de la “noche oscura” de su alma.

Presenta en paralelo dos historias: la de la gran misionera y madre de los pobres, primero de Calcuta y luego del mundo, Madre Teresa, y la de Kavita, una joven artista, agnóstica, moderna y bohemia, que tiene que enfrentarse a la responsabilidad de un embarazo no deseado, fruto de una relación ingenua y poco madura con un joven profundamente inmaduro e incapaz de asumir su responsabilidad para con ella, para con su propia paternidad y para con su hijo.

Ante la pregunta moral que la joven se hace, ¿qué debo hacer?, la única respuesta que recibe de su entorno (pareja, familia, sistema de salud) es el aborto. La necesidad de la chica de que su pareja le acompañe con responsabilidad en un momento así es confrontada con la inmadurez e irresponsabilidad de su pareja, que la deja completamente sola, evadiendo inmadura y egoístamente su responsabilidad de padre, desapareciendo cobardemente de su vida y cargando sobre ella la decisión de deshacerse del bebé.

La película plantea muy vivamente el sentido de la responsabilidad ante la vida naciente, a la luz de la conciencia moral de la joven que tras un primer momento de negación, tratando de huir del hecho de ser madre y justificando el aborto, llega a tomar conciencia de la dignidad de la vida que lleva en su seno aún a costa de quedarse sola, eligiendo al final la vida de su hijo. Un proceso enmarcado en un viaje a Calcuta e iluminado por la valentía y determinación de la Madre Teresa ante el aborto y la dignidad sagrada de toda vida humana y por la ternura y la compasión de las Misioneras de la Caridad, con quienes se encuentra providencialmente. Su encuentro con la Madre Teresa, sus hijas y sus colaboradores, la va abriendo sin que ella se dé cuenta al sentido de la dignidad humana y del valor sagrado de la vida. Un descubrimiento inesperado que la conecta con la Madre Teresa le lleva a su determinación final de acoger la vida de su hijo. El dilema que esta joven tiene que afrontar no es tanto el de si desea o no tener a su hijo, sino el de aceptar a un hijo que ya ha venido, que ya está dentro de ella y que siendo suyo no es ella, y por tanto con una dignidad inviolable, más allá de todas las voces que la invitan a deshacerse de él; no si se decide a tenerlo o no, sino de aceptar con valentía que ya lo tiene.

Tras el conflicto interior con su libertad y su responsabilidad ante su hijo ya engendrado, la cinta muestra a una mujer profundamente necesitada de ser amada incondicionalmente, de amar y de encontrar un amor con el que compartir su vida, una mujer llena de contradicciones que se ahoga en un anhelo atormentador de ser amada y de amar, tratando de escapar de su responsabilidad personal pero sin atreverse a terminar tampoco con la vida de su hijo.

Su encuentro con Madre Teresa y la contemplación del misterio de la compasión que se le revela a través de las Misioneras de la Caridad y de su propia implicación personal con ellos, va abriendo una brecha en su corazón, haciéndole progresivamente consciente de la dignidad y el valor sagrado de la vida humana, incluso de aquella que ante los ojos de los hombres parece no tener ningún valor, desmontando sus propios argumentos ante el aborto, justificación de una falsa caridad que encubre su miedo a ver limitada su libertad e independencia y a condicionar su futuro. 

«

«Liberada de la voz turbadora del tentador, puede escuchar el grito desgarrador de los más pobres de los pobres , y entregarse sin descanso a ellos. ​

​En contraste con ella aparece luminosa la Madre Teresa, llena de olvido de sí, amor por la vida, consciente de la dignidad sagrada de toda vida humana y llena de compasión por cada hombre, particularmente por los más pobres, solos y abandonados.

Revela extraordinariamente la soledad interior de Madre Teresa ante Jesús, ante su “llamada dentro de la llamada”, ante los hombres que la rodean y ante los más pobres entre los pobres. Una profunda soledad interior ante un Jesús al que no siente ni oye, que ella reconoce como su insistente llamada dirigida a ella a que comparta con Él tanto la soledad y oscuridad que Él vivió durante su Pasión y muerte en el Calvario (“Tengo sed”) como también la de los más pobres entre los pobres a cuyas tinieblas tuvo místicamente que descender. La película quiere mostrar el misterio que la Madre Teresa esconde en su corazón, el misterio de su llamada, el de un Jesús que le dijo: «Ven se mi luz», “llévame donde haya oscuridad”, teniendo que descender espiritualmente a ella.

Muestra vigorosamente a una Madre Teresa pequeña y vulnerable ante el misterio de su llamada, pero decidida, tenaz, inquebrantable, llena de una fe y de una confianza sobrenaturales, y de una convicción que arde atormentadoramente en su corazón: «Dios no puede esperar«.

Presenta también su confianza completa en Jesús y en la Iglesia, sometiendo su juicio a su director espiritual, al obispo y al Papa para la aprobación de su llamada y para continuar en ella.

Liberada de la voz turbadora del tentador («una sola palabra y todo te será devuelto de nuevo» -el afecto de las personas que había amado hasta entonces y la seguridad del convento-), puede escuchar el grito desgarrador de los más pobres de los pobres (comprendiendo que la necesitan a ella tanto como ella a ellos para encontrar a Jesús), y entregarse sin descanso a ellos.

La película no la presenta como un filántropo que actúa por mera compasión humana o por mala conciencia, ni apoyándose en sus fuerzas. A su compasión natural se le une una compasión sobrenatural que nace de su divina obsesión por Jesús, por su deseo de saciar la sed de su Corazón en sus más pobres: “Tengo sed”, y por un movimiento interior que irrefrenablemente la arrastra. En ellos le reconoce, le acoge, le abraza, le cura, le escucha y le acompaña en su agonía.

 

Aparece continuamente rezando, poniendo su confianza en Jesús. Al inicio de su camino, en medio de las pruebas más difíciles, diciendo: «Él siempre nos protege» -dice el guion-. Vive en la presencia continua de Jesús, incluso en su oscuridad interior más profunda. Él es su obsesión, su único amor, el sentido absoluto de toda su existencia, su Todo. Y no deja en ningún momento de creer en su amor: «Él nos ama a todos; estoy segura de ello». Habla continuamente con Él, no deja de llamarle, incluso de gritarle –como se muestra la oración tantas veces en la Escritura-, aunque no pueda escuchar su voz. Uno de los signos más elocuentes de que Jesús está con ella y de que la responde son las nuevas hermanas que en número cada vez mayor se unen a ella. Ahí ve la respuesta de su Jesús. Él no le responde con palabras. El crecimiento de su obra, consuelo para el Corazón sediento de Jesús y para el de los desheredados del mundo, es la respuesta a su grito, a su oración. Jesús guarda silencio pero vive dentro de ella, la acompaña, la confirma, la sostiene y provee a sus necesidades y a las de sus pobres.

En la película, ante su más grande soledad y obscuridad interior, la Madre Teresa encuentra su consuelo en la misteriosa presencia de su madre, que desde Albania acompañaba y sostenía a su hija misionera con su oración. Imagen que evoca a la Mater Dolorosa, a la Virgen de los Dolores, que en sus tinieblas más oscuras y en su desvalimiento la acompaña misteriosamente y la sostiene con ternura materna.

La cinta muestra su corazón enamorado: «Quiero a Dios con toda la fuerza de mi alma». Pero vive su amor en la oscuridad, soledad, vacío interior y aparente separación de Él, prueba a la que con diferente intensidad y duración han sido sometidos los místicos y muchos santos. ¡Prueba más grande de amor a Él y verdadero milagro interior que ha hecho de ella un gigante de la caridad! Ella acepta siempre de nuevo esa oscuridad para consolar a Jesús y a los que en sus sufrimientos se encuentran en la oscuridad y no pueden ver a Dios ni a su amor.

La duda en su fe que le asalta forma parte de la prueba de la fe y de la noche oscura que Jesús le hizo atravesar. Participó de la oscuridad de sus pobres para poder compadecerlos desde abajo, no desde arriba, exactamente igual que hizo Jesús. La compasión desde arriba humilla, la compasión desde abajo acoge, acompaña, levanta, dignifica, sostiene, revela el misterio del amor… Siente un profundo vacío interior como si no hubiera nada, sólo oscuridad. Pero ella sigue confiando en Jesús y en su director espiritual, aceptando esa oscuridad y el dolor que esta le provoca como parte de su misión para colaborar con Jesús en la salvación de los más pobres de los pobres.

Ella desciende con Jesús y sus hermanas a las tinieblas más oscuras, a los infiernos más terribles de los más pobres y desdichados, para amar a Jesús allí. En la sed de los moribundos escucha el grito de Jesús en agonía desde la cruz: “Tengo sed” (Mt 27, 48; Mc 15, 36; Lc 23, 36; Jn 4, 10; 19, 28). Asociada esponsalmente a Él tiene que compartir la agonía de su Esposo divino, las tinieblas a las que Él descendió, bebiendo del cáliz de la angustia del aparente abandono del Padre que Él bebió: “¡Dios mío, Dios mío, por qué me has abandonado!” (Sal 21; Mt 27, 46 y Mc 15, 33).

“He hecho exactamente lo que Él me dijo exactamente que hiciera».

Es legítimo pensar que la cinta no logra expresar plenamente el misterio de Madre Teresa y el fenómeno de su “noche oscura”, pero una mirada sencilla puede encontrar no sólo en las palabras de la Madre sino también en sus silencios y en el grito de su corazón dirigido a Jesús una elocuente expresión de esa prueba de fe.

Al final de la película el director muestra la vida cumplida de la Madre Teresa, como respuesta a la llamada que recibió de Jesús, con una expresión que pone en boca de ella: «He hecho exactamente lo que Él me dijo exactamente que hiciera».

El desenlace final de la historia de Tavita, imagen simbólica de la obra de Madre Teresa, de la fecundidad de su caridad, forma parte también del milagro de la Madre, de la fecundidad de su vida. Una fecundidad que primero ha sido interior, con su obediencia y confianza heroica en Jesús, y después exterior, con toda la riqueza del carisma de las Misioneras de la Caridad.

Esta película es una nueva y preciosa ocasión para recordar el secreto y el misterio escondido durante años de la Madre Teresa, una verdadera provocación para acercarnos más a su alma, a su misión, y con ella al misterio de amor, de ternura y de compasión de Jesús; un canto a la vida y a la dignidad de toda persona humana, por frágil y aparentemente inútil o dolorosa que esta sea; una película que nos arranca lágrimas de profunda conmoción ante la belleza del amor, la ternura y la compasión de Madre Teresa de Calcuta, ¡santa Teresa de Calcuta!, y de lo que su amor, que no es otro que el del Corazón de Jesús en ella y con ella, ha hecho en sus hijas e hijos espirituales y es capaz de hacer en cada uno de nosotros si nos abrimos a él. 

P. Alvaro Cárdenas Delgado
Presidente de la Fundación LAZARO España

20 de abril de 2024

 

Otros artículos de Expertos

La dictadura del algoritmo

La dictadura del algoritmo

La mentira que esconden las pantallas Quienes investigan en el campo de la inteligencia artificial están ensayando con monos. A cada mono le entregan un vídeo juego y si gana la partida es recompensado con un plátano. Los investigadores dicen que el mono es feliz...

El aborto no es un derecho

El aborto no es un derecho

Aborto y constitución:  La decisión del Gobierno y del Parlamento de Francia de incluir el derecho al aborto en la Constitución es un grave error jurídico. Resulta estremecedor que la reforma haya obtenido más de los tres quintos de los votos. El artículo 34 de la...

declaración Dignitas Infinita

declaración Dignitas Infinita

El Papa Francisco refuerza, actualiza y amplía las «graves violaciones» de la dignidad humana que se dan en todo el planeta. Es la razón de ser de «Dignitas infinita» –Dignidad infinita–, una declaración vaticana elaborada por el Dicasterio para la Doctrina de la Fe...

La memoria histórica

La memoria histórica

Verdadera historia Amañar el pasado es la forma más antigua de control del conocimiento y dominación de la sociedad. Quien tiene el poder de inventarse el pasado, puede disponer a su antojo del presente y el futuro. Resulta imprescindible garantizar a los ciudadanos...

Carta «Samaritanus Bonus»

Carta «Samaritanus Bonus»

El Vaticano ha hecho hoy publica la Carta ‘Samaritanus Bonus’ sobre el cuidado de las personas en las fases críticas y terminales de la vida, elaborada por la Congregación para la Doctrina de la Fe y aprobada por el papa el pasado 25 de junio. El documento intenta...

Descubriendo a Ramón Llull

Descubriendo a Ramón Llull

DESCUBRIENDO A RAMON LLULL El historiador y periodista Santiago Mata acaba de publicar la segunda edición de su libro El hombre que demostró el cristianismo. Ramon Llull (ed. Rialp). Lo leí hace unos años y su autor me puso una dedicatoria en la que deseaba que este...

Carta a mi hijo con discapacidad

Carta a mi hijo con discapacidad

Querido Alvarete, Muchas veces me siento atrapado por la situación que vivimos. Veo cómo la vida va pasando y cómo con ella se van perdiendo oportunidades de disfrutarla, de saborearla. Aún me siento joven, rebosante de energía y no me faltan ilusiones, pero, sin...

Nihilismo bioético

Nihilismo bioético

La vida cuestionada: tecnicidad y postmodernidad Según la encíclica Evangelium vitae, el tema de la vida es un asunto que marca una época para la cultura contemporánea y lugar crucial de la experiencia, porque sobre este tema se juega hoy la suerte de lo humano. Eso...

EWTN España y todas sus actividades se sostienen con las donaciones de los benefactores.

Ayúdanos para continuar nuestra misión de llevar la luz del Evangelio a todas las familias.

EWTN España, la alegría y el orgullo de ser católicos.