Madre – Nuestra Señora del Pilar

El Pilar es considerado como el símbolo de la firmeza de fe. La Virgen del Pilar se apareció al Apóstol Santiago durante la evangelización de España en el año 40 después de Cristo; es la aparición mariana más antigua reconocida por la Iglesia. El apóstol Santiago, desanimado por las grandes dificultades que estaba atravesando para evangelizar España pidió una señal. La señal vino de la misma Virgen María, quien en ese momento vivía en Tierra Santa, pero con el don de la bilocación, se le apareció en un pilar y le animó a seguir. En el siglo XVIII se nombró a la Virgen del Pilar como patrona de todos los pueblos Hispanoamericanos.