Nace la Sociedad de Científicos Católicos en España. El pasado 15 de septiembre se celebró por primera vez un Congreso de la rama en España de la Society of Catholic Scientists (Sociedad de Científicos Católicos).
.
.

¿De qué se ocupa esta sociedad?

Impulsar el diálogo y la reflexión entre los científicos católicos para «dar testimonio de la armonía entre la fe y la razón».

Ofrece diferentes recursos para periodista, formadores y en definitiva, personas que estés interesadas en descubrimientos científicos y su posible relación con la fe.

Esta organización internacional fue fundada originariamente en Estados Unidos en el año 2016 y en la actualidad se expandió internacionalmente teniendo presencia de sus socios en más de 50 países.

 

La sociedad tiene 1.800 socios en 55 países

La sociedad, que nació en el 2016 como hemos mencionado anteriormente, tiene a día de hoy más 1.800 socios en 55 países. En Europa cuenta con aproximadamente unos 200 y la Sociedad ha empezado a organizarse creando capítulos regionales: el primero, el de España, y muy pronto también nacerá el de Polonia. La previsión de expansión es grande.

Su presidente internacional, Stephen Barr, profesor emérito de Física y Astronomía en la Universidad de Delaware, se dedica a tiempo completo a la asociación, como un apostolado, y está en plena fase «Timoteo 2,2» que es la de formar a otros integrantes que sean capaces de ser formadores.

El presidente de la sección española es Enrique Solano, Investigador del Centro de Astrobiología. En lo que se refiere al ámbito de la relación Ciencia y Fe, una de sus principales actividades es la realización de charlas, dirigidas principalmente a jóvenes, para transmitir el mensaje de que la Ciencia y la Fe católica son perfectamente compatibles.

Es miembro del grupo Ciencia y Fe de la Fundación Ángel Herrera Oria, co-autor del libro «La ciencia contra Dios»

Accede al próximo encuentro de EWTN donde hablaremos sobre los cuidados paliativos