¿Cómo murió la Virgen María?
3 de mayo de 2023

Planteo de la cuestión

¿La Santísima Virgen María murió? ¿Cómo y de qué murió? Son, por cierto, preguntas bastante complicadas, y que durante años se han hecho desde los santos padres de la Iglesia, hasta los más eximios teólogos actuales.

Un tema que seguramente fue cuestión de discusión después de que Pío XII declarara el dogma de la Asunción, pues al final, por prudencia, no se pronunció definitivamente sobre la muerte o no de María: nunca aclaró si fue asunta después de morir y resucitar, o si fue trasladada al cielo en cuerpo y alma sin pasar por el trance de la muerte.

Para participar en la resurrección de Cristo, María debía compartir, ante todo, la muerte

Fundamentos dogmáticos

Pero una excelente aclaración sobre el tema la hizo san Juan Pablo II en la magnífica catequesis de la audiencia del 25 de junio de 1997. Sobre la base de esta, ofrecemos un resumen en varios puntos:

1. Si Cristo murió, sería difícil sostener lo contrario en lo que se refiere a su madre, San Juan Damasceno se pregunta: «¿Cómo es posible que aquella que en el parto superó todos los límites de la naturaleza, se pliegue ahora a sus leyes y su cuerpo inmaculado se someta a la muerte?».

Y responde: “Ciertamente, era necesario que se despojara de la parte mortal para revestirse de inmortalidad, puesto que el Señor de la naturaleza tampoco evitó la experiencia de la muerte. En efecto, Él muere según la carne y con su muerte destruye la muerte, transforma la corrupción en incorruptibilidad y la muerte en fuente de resurrección” (Panegírico sobre la dormición de la Madre de Dios, 10: SC 80, 107).

2. Para participar en la resurrección de Cristo, María debía compartir, ante todo, la muerte.

El hecho de que María fue liberada por su condición divina del pecado original, que todo ser humano conlleva, no quiere decir que recibiera también la inmortalidad corporal.

La Madre no es superior al Hijo, que aceptó la muerte, dándole nuevo significado, y transformándola en instrumento de salvación.

Y para participar de la resurrección de Cristo, María debía compartir, ante todo, la muerte.

3. La muerte de María pudo concebirse como una «dormición»

El Nuevo Testamento no da ninguna información sobre las circunstancias de la muerte de María. Este silencio induce a suponer que se produjo normalmente, sin ningún hecho (extraordinario) digno de mención.

Cualquiera que haya sido el hecho orgánico y biológico que, desde el punto de vista físico, le haya producido la muerte, puede decirse que el tránsito de esta vida a la otra fue para María una maduración de la gracia en la gloria.

Otras Reflexiones Cristianas

¿Es la sacristía un lugar sagrado?

¿Es la sacristía un lugar sagrado?

Anexo de la iglesia, la sacristía es el lugar de conservación de los vasos sagrados y los ornamentos litúrgicos. Sacerdotes y monaguillos se preparan allí para misas y celebraciones La sacristía es una estancia anexa a la iglesia, con la que comunica. Su carácter es...

África Católica

África Católica

Nigeria y Kenia son los países con más porcentaje de católicos que son practicantes. Nigeria y Kenia son los dos países del mundo donde los que se consideran católicos acuden con más frecuencia a Misa. Es decir, los países africanos son donde más católicos...

Consumismo y silencio de la verdad

Consumismo y silencio de la verdad

En nuestra “cultura” de hoy hemos aceptado la idea de consumir todo, de tener distracciones que nos impiden ver las cosas valiosas de la vida y todo lo que nos anestesia para evitar que proclamemos sin miedo la Verdad que Cristo predicó (hemos entrecomillado a...

El orgullo destruye, la humildad construye

El orgullo destruye, la humildad construye

El orgullo destruye las relaciones. Aparece de muchas maneras diferentes, como la crítica, la competencia, la terquedad y la superficialidad. El problema con el orgullo es que te engañas a ti mismo. Todos los demás pueden verlo en nosotros menos nosotros. Cuando...

Las parábolas de Jesús.

Las parábolas de Jesús.

Con frecuencia, Nuestro Señor Jesucristo hablaba en parábolas para ilustrar a fondo Sus divinas palabras. Las parábolas son familiares para muchas personas, aunque no todas son correctamente entendibles. Las parábolas que Cristo dirigía a todas las personas eran...

Razón y fe

Razón y fe

El Filósofo alemán Emmanuel Kant escribía que, el razonamiento simplemente humano, no puede conocer la trascendencia de Dios y que se debía dividir lo que es la realidad de las cosas con la forma como vemos las cosas. Con este razonamiento, Kant no nos proporciona...

El sentido de la eucaristía

El sentido de la eucaristía

El culmen y centro de nuestro cristianismo es la Eucaristía que se celebra en cada una de las Misas o, en el caso de una grave enfermedad, en la casa u hospital donde se halla una persona muy enferma. La Santa Misa es un Banquete donde trabamos una intimidad con Dios...

El sentido de la vida

El sentido de la vida

Es muy fácil encontrarse con muchas personas que viven sin sentido. No saben a dónde van, para qué es su vida. Sí hay muchos que en lo que piensan, su meta, es tener mucho dinero. Es muy distinto tener un sentido último, definitivo, y esto es poco frecuente, abunda...

La vida y la bicicleta

La vida y la bicicleta

La vida y la bicicleta Javier Vidal-Quadras propone una metáfora de la vida hablando de bicicletas. Es abogado, profesor universitario y padre de familia numerosa, además de autor de best sellers sobre familia y psicología. Javier Vidal-Quadras ha encontrado una forma...

EWTN España y todas sus actividades se sostienen con las donaciones de los benefactores.

Ayúdanos para continuar nuestra misión de llevar la luz del Evangelio a todas las familias.

EWTN España, la alegría y el orgullo de ser católicos.