El anti-catolicismo
13 de diciembre de 2023

Uno de los más grandes principios que distingue a nuestra fe católica es la moral, y aunque – como se ha mencionado ya varias veces – en estos tiempos estamos viviendo la “dictadura del relativismo”, esa moral no puede dejar de existir, ni adaptarse a modas e ideologías y menos a lo que les parece a ciertos jueces, políticos y propagandistas de los medios de comunicación.

Es precisamente el tema de la sexualidad lo que más se debate en esta época. Ya se ha mencionado también que “la revolución sexual” se inició en la década de los 60 del siglo pasado y ha venido “evolucionando” lentamente, por lo que poco a poco nos venimos dando cuenta que ha llegado a ser algo totalmente normal.

Es preciso aclarar que nuestra sexualidad fue establecida por Dios al constituirnos como hombre y mujer y con el propósito de crear a otros seres humanos – nuestros hijos y nuestras hijas. Obviamente nada malo hay en ello porque Dios no crea cosas malas.

El problema consiste en que somos los seres humanos los que hemos hecho un uso indebido de esa sexualidad y lo vemos reflejado en la  pornografía, las relaciones sexuales fuera del Matrimonio, relaciones que tienen hombres o mujeres casadas con hombres y mujeres que no son la esposa o el esposo y, peor aún, relaciones entre personas del mismo sexo. De manera indirecta, ese abuso de la sexualidad ha ocasionado que el aborto provocado sea también algo normal o necesario

Desde hace dos mil años la Iglesia Católica ha establecido que todo uso y abuso de acciones que tienden a hacer daño a otros y a nosotros mismos es un acto intrínsecamente perverso. Tales acciones incluyen también el asesinato, el robo y la mentira. De ahí que actualmente el ataque a nuestra Fe sea uno de los principales motivos de lo que estamos viviendo

La “revolución sexual” tendrá apenas unos 60 años de haber comenzado  a proponerse, pero
desde hace más tiempo – por lo menos dos siglos – el anti-catolicismo ha tenido sus raíces en dos corrientes filosóficas (o ideológicas), el utilitarismo y el subjetivismo. Ambas ideas nos quieren hacer creer que no hay reglas absolutas sobre la Moral. Sus correligionarios se declaran “progresistas”.

Como su nombre lo indica, la primera de esas ideologías – el utilitarismo – se basa en hacernos creer que solamente lo que es útil es valioso. Si no lo es, hay que desecharlo.

Dos claros ejemplos de ello son el marxismo, o Socialismo, y el fascismo, como el que se vivió en la Alemania Nazi bajo la dictadura de Hitler. El socialismo quiere que solamente exista una sola clase social, el proletariado (los obreros). El tiempo se ha encargado de la realidad: un rotundo fracaso

Por otro lado, el fascismo pregonaba que solamente debía existir una sola raza, la aria. Las demás razas – principalmente la judía – tenían que desaparecer de la faz de la Tierra. De nuevo, un rotundo fracaso.

En cuanto al subjetivismo, como también su nombre lo indica, nos habla de que todo es subjetivo – ¿suena a algo conocido? – y como consecuencia de ello el bien y el mal, la verdad y la mentira, son meramente asuntos subjetivos, sujetos a una estricta opinión personal. Es decir, lo que yo piense o diga va a depender de mi propio criterio.

De esta última ideología nace  aquello que se escribió al principio de este tema: todo es relativo.

Otras Reflexiones Cristianas

Un discurso de graduación

Un discurso de graduación

Los católicos estamos obligados a no apoyar nunca la muerte de bebés inocentes dentro del vientre materno, en ningún momento del embarazo de la madre (como se ha mencionado varias veces, nos referimos específicamente al aborto inducido o provocado). Ninguna persona de...

El relativismo de nuestros tiempos

El relativismo de nuestros tiempos

Nuevamente abordamos el tema de nuestros tiempos actuales, tan “progresista” y de tantas “libertades”. Algunos católicos se encuentran en una delicada situación, pero básicamente – se mencionó anteriormente – debido al miedo que tenemos porque se nos puede sancionar,...

El Cristianismo como fenómeno

El Cristianismo como fenómeno

Un famoso escritor francés de inicios del Siglo XIX escribió una formidable obra llamada “El Genio del Cristianismo”. Haciendo una síntesis de esa obra, se nos da a conocer que nunca, en ningún hecho de la civilización – filosofía, doctrina, Leyes, descubrimientos...

El bien genera felicidad

El bien genera felicidad

Los enemigos de Cristo cortan las cabezas que piensan. Los enemigos de Cristo silencian las voces sinceras. Los enemigos de Cristo se dejan llevar por las pasiones. Los enemigos de Cristo comercian con las conciencias. Los enemigos de Cristo están peleados con la...

A la mujer que sufre

A la mujer que sufre

Me han dicho que sufres, y que sufres mucho. Que sabías que había dolor en el mundo, pero nunca pensaste que a ti te alcanzaría … ¡y en qué forma! Quisiera llegar a tu Corazón, mujer que sufres. En cualquier parte del mundo existe el dolor y a ti, sea del lugar que...

¿Es la sacristía un lugar sagrado?

¿Es la sacristía un lugar sagrado?

Anexo de la iglesia, la sacristía es el lugar de conservación de los vasos sagrados y los ornamentos litúrgicos. Sacerdotes y monaguillos se preparan allí para misas y celebraciones La sacristía es una estancia anexa a la iglesia, con la que comunica. Su carácter es...

África Católica

África Católica

Nigeria y Kenia son los países con más porcentaje de católicos que son practicantes. Nigeria y Kenia son los dos países del mundo donde los que se consideran católicos acuden con más frecuencia a Misa. Es decir, los países africanos son donde más católicos...

Consumismo y silencio de la verdad

Consumismo y silencio de la verdad

En nuestra “cultura” de hoy hemos aceptado la idea de consumir todo, de tener distracciones que nos impiden ver las cosas valiosas de la vida y todo lo que nos anestesia para evitar que proclamemos sin miedo la Verdad que Cristo predicó (hemos entrecomillado a...

El orgullo destruye, la humildad construye

El orgullo destruye, la humildad construye

El orgullo destruye las relaciones. Aparece de muchas maneras diferentes, como la crítica, la competencia, la terquedad y la superficialidad. El problema con el orgullo es que te engañas a ti mismo. Todos los demás pueden verlo en nosotros menos nosotros. Cuando...

Las parábolas de Jesús.

Las parábolas de Jesús.

Con frecuencia, Nuestro Señor Jesucristo hablaba en parábolas para ilustrar a fondo Sus divinas palabras. Las parábolas son familiares para muchas personas, aunque no todas son correctamente entendibles. Las parábolas que Cristo dirigía a todas las personas eran...

EWTN España y todas sus actividades se sostienen con las donaciones de los benefactores.

Ayúdanos para continuar nuestra misión de llevar la luz del Evangelio a todas las familias.

EWTN España, la alegría y el orgullo de ser católicos.