El Señor de la Historia
13 de septiembre de 2023

Dios es el Creador de todo cuanto existe, creador del Hombre y, por lo tanto, de la Historia.

Uno de los grandes dones que tenemos los que somos creyentes es liberarnos de proyectos fútiles, muchos de ellos tediosos e innecesarios y, sin embargo, debemos trabajar en valores
objetivos que nos aprovechen y aprovechen a nuestro prójimo. En otras palabras, nosotros no nos hemos autoinventado.

De cierta manera, nuestro ser y nuestra alma se mantienen en una aventura que se expande hasta descubrir el papel que tenemos en el cosmos y en la Historia. En lugar de fomentar la
ilusión de que nos hemos creado sin la necesidad de un Ser Supremo – ni siquiera podemos cambiar o aumentar nuestra identidad humana – la fe nos revela la relación que objetivamente
existe con nuestro Creador.

Esa relación se hizo evidente cuando el Verbo se hizo Carne, es decir, a partir del nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo. Es a través de Su Palabra que nos identificamos con los seres
que vivieron en Sus tiempos y aprendemos de ello, especialmente en asuntos claves como son precisamente la relación entre Dios y el Hombre.

La Historia comenzó al establecer Dios los modos y las formas de gobernar al mundo, siempre en ´provecho de mismo Hombre y al indicarnos Nuestro Señor Jesucristo que seamos
perfectos “como vuestro Padre Celestial es perfecto”, no tan solo para revelarnos nuestra identidad con Dios sino para modelar nuestra conducta. Es por ello necesario repetir que “los
modos” de Dios no son los nuestros y nuestros pensamientos no son Sus pensamientos.

Dios siempre está a la búsqueda del Hombre. Él es Amor y nosotros somos sus amados. Nos proporciona todo y nos garantiza que todo lo que sea para nuestro bien sirve para dar cabal
cumplimiento a Sus deseos y promesas.

Esta es nuestra propia identidad y aunque nuestra particular debilidad en ocasiones trate de oponerse a Sus planes, tenemos la garantía de que algún día gozaremos del esplendor de la
Gloria para toda la Eternidad. Así es que nuestra particular Historia nunca terminará.

Otras Reflexiones Cristianas

«Yo he venido a traer fuego a la tierra»

«Yo he venido a traer fuego a la tierra»

En el Capítulo 12, Versículo 49, del Evangelio de San Lucas leemos lo que Nuestro Señor Jesucristo dijo: “Yo he venido a traer fuego a la Tierra”. Muchos exégetas (las personas que interpretan o exponen un escrito) han opinado que estas palabras se referían al fuego...

Los caminos de la vida

Los caminos de la vida

Ninguna persona, desde la creación del Mundo, ha pedido nacer. Eso es un don y un regalo que Dios nos da por simple Amor. Pero, como se ha mencionado en pasados temas, a cada uno de Sus criaturas les ha dado también otro regalo, el de la libertad, o el libre albedrio....

Los caminos de la vida

Los caminos de la vida

Ninguna persona, desde la creación del Mundo, ha pedido nacer. Eso es un don y un regalo que Dios nos da por simple Amor. Pero, como se ha mencionado en pasados temas, a cada uno de Sus criaturas les ha dado también otro regalo, el de la libertad, o el libre albedrio....

Elogio del silencio

Elogio del silencio

En medio del bullicio de nuestro tiempo, son muchas las personas que sienten la necesidad de liberarse de su ruidoso ajetreo y encontrar la tranquilidad. A otros, en cambio, el silencio les resulta arduo y penoso. El silencio es más, mucho más que la simple ausencia...

Los siete sacramentos

Los siete sacramentos

Los sacramentos son signos eficaces de la Gracia. La Gracia santificante es una disposición e stable y sobrenatural que perfecciona al alma para hacerla capaz de vivir con Dios. Los siete sacramentos corresponden a todas las etapas y a todos los momentos importantes...

Un discurso de graduación

Un discurso de graduación

Los católicos estamos obligados a no apoyar nunca la muerte de bebés inocentes dentro del vientre materno, en ningún momento del embarazo de la madre (como se ha mencionado varias veces, nos referimos específicamente al aborto inducido o provocado). Ninguna persona de...

EWTN España y todas sus actividades se sostienen con las donaciones de los benefactores.

Ayúdanos para continuar nuestra misión de llevar la luz del Evangelio a todas las familias.

EWTN España, la alegría y el orgullo de ser católicos.