El silencio: lugar privilegiado de la revelación de Dios
17 de septiembre de 2023
​En la Sagrada Escritura, el silencio es una actitud de adoración y es también un ambiente en que Dios habla y manifiesta su misterio. Jesús, el verbo encarnado, es la palabra personal de Dios, pronunciada en el silencio.

Dependiendo del contexto, el silencio puede significar recogimiento, tiempo de reflexión, signo de sabiduría, o por el contrario puede significar enojo, negación, lejanía, rechazo o indiferencia.

Así, la permanencia en el desierto y el silencio, marcan todas las relaciones entre Israel y Dios.

En el relato teofánico de Elías, el profeta no encuentra a Dios en el viento, ni en el terremoto, ni en el fuego. Sólo cuando llegó un ligero susurro de aire, sintió que estaba en la presencia de Dios. Ahí está Dios, en la misma voz del silencio.

“… Vino primero un huracán tan violento que hendía los cerros y quebraba las rocas delante de Yavé. Pero Yavé no estaba en el huracán. Después hubo un terremoto, pero Yavé no estaba en el terremoto. Después brilló un rayo, pero Yavé no estaba en el rayo. Y después del rayo se sintió el murmullo de una suave brisa” (1 Reyes 19,11-12).

En Jesús, el silencio de Dios se abre a una palabra definitiva sobre la vida, pues Él es la palabra de Dios con la que pareciera cesar el silencio.

El profeta Ezequiel por el contrario, convierte el silencio en signo de reproche de Dios contra un pueblo que no quiere escuchar.

“Hago que tu lengua se pegue a tu paladar: estás mudo y dejas de reprocharlos porque son una raza de rebeldes” (Ezequiel 3,26).

En Jesús, el silencio de Dios se abre a una palabra definitiva sobre la vida, pues Él es la palabra de Dios con la que pareciera cesar el silencio.

El silencio de Cristo se basa en aquel silencio de la obediencia trinitaria que más tarde se hace el elemento más auténtico para indicar su relación con Dios.

“De madrugada, cuando todavía estaba muy oscuro, se levantó, salió y fue a un lugar solitario y allí se puso a hacer oración” (Marcos 1,35).

“La profundidad del corazón crece con el silencio, silencio que no es mutismo, sino que deja espacio a la sabiduría, a la reflexión y al Espíritu Santo” (Papa Francisco).

Noche, soledad y oración eran necesarios para una estrecha relación con el Padre que culmina en la máxima expresión de silencio comenzando con el grito en la cruz y que se prolonga durante todo el Sábado Santo.

Dice el libro del Eclesiastés: “Hay tiempo de callar y tiempo de hablar” (Eclesiastés 3,7) y parece que nuestro tiempo está caracterizado por estar lleno de ruidos, de muchas palabras a veces sin sentido que llenan nuestro interior y que no permiten el espacio para escuchar la voz del espíritu de Dios y para discernir sus caminos.

“La profundidad del corazón crece con el silencio, silencio que no es mutismo, sino que deja espacio a la sabiduría, a la reflexión y al Espíritu Santo” (Papa Francisco).

Necesitamos un lugar tranquilo en el que podamos reflexionar en Dios y en su palabra. Acallar los ruidos que nos distraen, nuestra mente y nuestro corazón para enfocarnos sólo en Él. Quietud, aislamiento y sensibilidad son ayudas indispensables para escuchar la voz de aquel que es puro Amor.

 

Otras Reflexiones Cristianas

Entre tus manos

Entre tus manos

Un momento de pausa. El sol inicia su caída. La noche avanza con prisas. Llega el tiempo necesario para descansar. El camino no termina. Dejo para mañana el inicio de una nueva etapa. ¿Qué ha sido de este día? ¿Qué pude sembrar? ¿Qué recibí? ¿Dónde estuvo anclado mi...

El amor maduro

El amor maduro

En varios temas se ha escrito sobre esa palabra tan maravillosa y hermosa que es el amor, pero al mismo tiempo – se ha dicho anteriormente – la más mal interpretada y no bien entendida. Por otro lado, si bien en esta ocasión nos vamos a concentrar en el amor entre una...

La Paz

La Paz

Invariablemente, la palabra paz era utilizada por Cristo Nuestro Señor. Sobresale lo que le dijo a Sus discípulos: “Mi paz les dejo, mi paz les doy”, para luego añadir: “Pero no se las doy como la da el Mundo”. Aquí está precisamente la clave de esta parte tan...

La profecía de Sor Lucía

La profecía de Sor Lucía

«El enfrentamiento final entre Dios y Satanás es sobre familia y vida» Lo contó el cardenal Carlo Caffarra en una entrevista concedida a La Voce di Padre Pio en marzo de 2015. Tuvo el encargo de Juan Pablo II de idear y fundar el Instituto Pontificio para los Estudios...

¿Cómo estimular la cultura del esfuerzo?

¿Cómo estimular la cultura del esfuerzo?

Las personas tenemos la tendencia a vivir con la ley del menor esfuerzo. Es mucho más cómodo recibir y estirar la mano y que te atiendan, en vez de uno mismo esforzarse por obtenerlo. La fuerza de voluntad se ejercita en el la vida cotidiana, haciendo uno mismo el...

Los ángeles

Los ángeles

El nombre ángel viene del griego y significa mensajero (el que trae la anunciación) en el sentido de enviado por Dios. «Como destinados a un cargo», desempeñan numerosas funciones por mandato de Dios: los encontramos luchando contra las huestes rebeldes, defendiendo...

El aborto

El aborto

​El Papa Emérito Benedicto XVI acuñó una frase que se refiere a “la Dictadura del Relativismo”. Es decir, aquellas ideas que nos quieren imponer, a las buenas o a las malas, para indicarnos que debemos vivir lo “políticamente correcto” y hasta se nos dice que el bien...

“Aborto Seguro”

“Aborto Seguro”

Porque el aborto se ha normalizado hasta el punto de equipararlo con un mal dolorde cabeza tras una noche de desparrame.Mientras se lucha en los parlamentos y los tribunales, la sociedad civil no puede permanecer indiferente.La fraternidad es una roca que nos...

EWTN España y todas sus actividades se sostienen con las donaciones de los benefactores.

Ayúdanos para continuar nuestra misión de llevar la luz del Evangelio a todas las familias.

EWTN España, la alegría y el orgullo de ser católicos.