Evangelizar
29 de noviembre de 2023

Conforme a lo indicado por Nuestro Señor Jesucristo, debemos propagar “la Buena Nueva”.

La inmensa mayoría de los católicos no lo hacemos porque suponemos erróneamente que esa encomienda va dirigida exclusivamente a los Sacerdotes.

Esto viene a colación porque sorprende que algunas personas que pertenecen a cualquiera de las diversas denominaciones protestantes se dedican a tratar de convencer a los no creyentes, y a los católicos, especialmente, a unirse a sus propias creencias, con todo y sus muy particulares interpretaciones.

Con mayor “celo” – si se nos permite la expresión – eso lo hacen los sectarios, como “los Testigos de Jehová”.

La verdad es que a muchos católicos no les gusta hablar de religión con otras personas –  apenas recientemente escribíamos al respecto – pero lo más seguro es que eso se deba a que conocemos muy poco – si acaso – sobre nuestra Fe. Por lo tanto, no podemos dar a conocer lo que apenas conocemos.

Así es que lo primero que debemos hacer en relación con este tema es profundizar aún más en nuestra propia Religión. Para empezar – se ha dicho en varias ocasiones – la religión católica fue establecida por Cristo mismo, al fundarla sobre la Roca, que es Pedro (el primer Papa de la Iglesia) y los demás Apóstoles, que vienen siendo los Obispos. Esos sagrados momentos ocurrieron durante la Cena del Señor (la víspera de su prendimiento y entrega a las autoridades israelitas y romanas para ser crucificado). En Pentecostés, con la venida del Espíritu Santo sobre nuestra Madre Santísima y los Apóstoles, se reafirmó la fundación de nuestra Fe.

La sangre de los mártires fue el abono para que esa misma Iglesia creciera y se fortaleciera y así sigue sucediendo en los 20 siglos de su Historia.

Nuestra Fe está implícita en la Sagrada Biblia, con una gran importancia debida a los cuatro Evangelios. Por eso es de recomendar que leamos esos libros Sagrados. Aparte de ello, contamos con el Credo o Símbolo de los Apóstoles. Ya en otro tema se nos había invitado para rezar el Credo, no sólo repitiendo lo que dice el Sacerdote en cada Misa dominical o de Precepto, sino en el interior de nuestra mente y nuestro corazón. Sería conveniente que meditáramos cada uno de los párrafos de esta oración que, junto con el Padre Nuestro, nos invitan a proclamar que existe la Trinidad Santa, Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo.

Otras Reflexiones Cristianas

A la mujer que sufre

A la mujer que sufre

Me han dicho que sufres, y que sufres mucho. Que sabías que había dolor en el mundo, pero nunca pensaste que a ti te alcanzaría … ¡y en qué forma! Quisiera llegar a tu Corazón, mujer que sufres. En cualquier parte del mundo existe el dolor y a ti, sea del lugar que...

¿Es la sacristía un lugar sagrado?

¿Es la sacristía un lugar sagrado?

Anexo de la iglesia, la sacristía es el lugar de conservación de los vasos sagrados y los ornamentos litúrgicos. Sacerdotes y monaguillos se preparan allí para misas y celebraciones La sacristía es una estancia anexa a la iglesia, con la que comunica. Su carácter es...

África Católica

África Católica

Nigeria y Kenia son los países con más porcentaje de católicos que son practicantes. Nigeria y Kenia son los dos países del mundo donde los que se consideran católicos acuden con más frecuencia a Misa. Es decir, los países africanos son donde más católicos...

Consumismo y silencio de la verdad

Consumismo y silencio de la verdad

En nuestra “cultura” de hoy hemos aceptado la idea de consumir todo, de tener distracciones que nos impiden ver las cosas valiosas de la vida y todo lo que nos anestesia para evitar que proclamemos sin miedo la Verdad que Cristo predicó (hemos entrecomillado a...

El orgullo destruye, la humildad construye

El orgullo destruye, la humildad construye

El orgullo destruye las relaciones. Aparece de muchas maneras diferentes, como la crítica, la competencia, la terquedad y la superficialidad. El problema con el orgullo es que te engañas a ti mismo. Todos los demás pueden verlo en nosotros menos nosotros. Cuando...

Las parábolas de Jesús.

Las parábolas de Jesús.

Con frecuencia, Nuestro Señor Jesucristo hablaba en parábolas para ilustrar a fondo Sus divinas palabras. Las parábolas son familiares para muchas personas, aunque no todas son correctamente entendibles. Las parábolas que Cristo dirigía a todas las personas eran...

Razón y fe

Razón y fe

El Filósofo alemán Emmanuel Kant escribía que, el razonamiento simplemente humano, no puede conocer la trascendencia de Dios y que se debía dividir lo que es la realidad de las cosas con la forma como vemos las cosas. Con este razonamiento, Kant no nos proporciona...

El sentido de la eucaristía

El sentido de la eucaristía

El culmen y centro de nuestro cristianismo es la Eucaristía que se celebra en cada una de las Misas o, en el caso de una grave enfermedad, en la casa u hospital donde se halla una persona muy enferma. La Santa Misa es un Banquete donde trabamos una intimidad con Dios...

El sentido de la vida

El sentido de la vida

Es muy fácil encontrarse con muchas personas que viven sin sentido. No saben a dónde van, para qué es su vida. Sí hay muchos que en lo que piensan, su meta, es tener mucho dinero. Es muy distinto tener un sentido último, definitivo, y esto es poco frecuente, abunda...

EWTN España y todas sus actividades se sostienen con las donaciones de los benefactores.

Ayúdanos para continuar nuestra misión de llevar la luz del Evangelio a todas las familias.

EWTN España, la alegría y el orgullo de ser católicos.