Un discurso de graduación
15 de junio de 2024

Los católicos estamos obligados a no apoyar nunca la muerte de bebés inocentes dentro del vientre materno, en ningún momento del embarazo de la madre (como se ha mencionado varias veces, nos referimos específicamente al aborto inducido o provocado).

Ninguna persona de buena conciencia (aunque no sea católico) tampoco puede apoyar semejante procedimiento, cruel y cobarde.

Es de sobra conocido que las personas y algunos medios de comunicación que promueven y favorecen el aborto, esgrimen dos frases ya muy gastadas: “El derecho de la mujer a disponer de su propio cuerpo” y, “La salud reproductiva” (¿y qué hay de la salud del bebito al que no le dan derecho a nacer?).

Desde la infame “revolución sexual de” la sexta década del siglo pasado (algunos autores dicen que esa “revolución” comenzó mucho antes), las feministas han rechazado la idea del patriarcado y el “machismo”. Lo irónico del asunto es que esas feministas han persistido en acabar con la propia mujer, denigrando lo mas noble que toda mujer posee por naturaleza: ser esposa y madre (por lo menos la inmensa mayoría de ellas). Obviamente, nos referimos a las mujeres que no pertenecen a congregación religiosa alguna.

Apenas recientemente, una estrella del Fútbol Americano, leyó un extraordinario discurso de graduación en una Universidad católica de los Estados Unidos. Por un lado, dicho discurso despertó la ira de los extremistas liberales de esa nación (y probablemente de otras más) quienes lo atacaron por todos los medios de comunicación e inclusive pidieron que dicho deportista fuera despedido de su equipo (seguramente pedirían también su cabeza, metafóricamente hablando).

Es de sobra conocido que las personas y algunos medios de comunicación que promueven y favorecen el aborto, esgrimen dos frases ya muy gastadas: “El derecho de la mujer a disponer de su propio cuerpo” y, “La salud reproductiva” (¿y qué hay de la salud del bebito al que no le dan derecho a nacer?).

Pero, por otro lado, muchas personas que reconocen que todo ser humano debe usar su razonamiento para determinar qué es bueno y qué es malo, apoyaron todo lo dicho por ese jugador (por cierto, de religión católica).

En su discurso, el afamado deportista habló de tres asuntos muy importantes: el aborto, la familia y la ideología “gay”. También se refirió a su esposa, indicando que ella abrazó el mas importante de los títulos, el de ama de casa. Ser ama de casa – siguió diciendo – es la más noble de las profesiones; es dedicarse a una muy importante tarea que, si bien ha sido devaluada por las “revolucionarias”, no deja de ser una muy encomiable labor al ser compañera y celosa guardiana del hogar y, principalmente, de sus hijos.

Todos nacimos de una mujer, sin excepción alguna. Siendo la mujer colaboradora del plan de la Creación, merece todo nuestro respeto, admiración y cariño.

Por cierto, no hace mucho, una periodista católica le dijo a una ultra partidaria del aborto: “Usted se expresa a favor de acabar con la vida de un bebé solamente porque su mamá no la abortó”.

Esa labor, ser esposa y madre, está ordenada hacia el amor y solamente hacia el amor. Ser madre es un don y un regalo, aunque ahora la palabra sea mal entendida, mal interpretada y, podemos decir, hasta menospreciada por quienes se muestran extremadamente liberales, las que podrían llegar a ser madres pero optan por no serlo. Y si por “accidente” quedan embarazadas, hay que deshacerse de ese “amasijo de células”, como los y las abortistas se expresan de los niños y niñas dentro del vientre materno, especialmente de los que tienen pocas semanas de haber sido concebidos.

Respecto a la familia, simplemente por naturaleza, la mamá tiene una mayor relación con sus hijos, principalmente porque los llevaron 9 meses en su vientre. Pero… dijimos por naturaleza, aunque ahora parece como si lo natural sea algo que depende del criterio de cada quien. Ser madre, o ser padre, no es malo; al contrario, es un don, aunque les pese a las feministas de hoy en día.

Hay que reconocer que también existen los extremos. Cuando el padre no quiere hacer nada en su hogar y las mujeres rechazan cualquier papel “tradicional”, en ambos casos, los únicos perjudicados son los hijos.

Los mejores hogares son aquellos donde los hijos son guiados, amados y protegidos por excelentes matrimonios, donde la mujer y el hombre dan el 100 por ciento de su dedicación, responsabilidad y compromiso.

Esto nos lleva a la tercera consideración: el matrimonio es solo (absolutamente solo) una relación entre una mujer y un hombre. No nada más por razón natural – lo verdaderamente natural – y biológica, sino por ser una manifestación más del amor que Dios tiene y ha tenido, por los humanos desde la misma creación del mundo. “Hombre y mujer los creó”, nos relata el Génesis y así será hasta la consumación de los siglos. Si la ideología de género ha pretendido decirnos lo contrario (para ello han puesto no solo el mayor de los esfuerzos – todo en vano –  sino poderosos intereses económicos, tal y como también lo ha hecho, y lo sigue haciendo, la industria del aborto) eso es algo distinto. Principalmente también porque esa tan “moderna” ideología, es algo que va contra el acto supremo de Dios en Su Creación.

Mucho más se puede escribir y decir sobre el particular, como siempre.

Otras Reflexiones Cristianas

«Yo he venido a traer fuego a la tierra»

«Yo he venido a traer fuego a la tierra»

En el Capítulo 12, Versículo 49, del Evangelio de San Lucas leemos lo que Nuestro Señor Jesucristo dijo: “Yo he venido a traer fuego a la Tierra”. Muchos exégetas (las personas que interpretan o exponen un escrito) han opinado que estas palabras se referían al fuego...

Los caminos de la vida

Los caminos de la vida

Ninguna persona, desde la creación del Mundo, ha pedido nacer. Eso es un don y un regalo que Dios nos da por simple Amor. Pero, como se ha mencionado en pasados temas, a cada uno de Sus criaturas les ha dado también otro regalo, el de la libertad, o el libre albedrio....

Los caminos de la vida

Los caminos de la vida

Ninguna persona, desde la creación del Mundo, ha pedido nacer. Eso es un don y un regalo que Dios nos da por simple Amor. Pero, como se ha mencionado en pasados temas, a cada uno de Sus criaturas les ha dado también otro regalo, el de la libertad, o el libre albedrio....

Elogio del silencio

Elogio del silencio

En medio del bullicio de nuestro tiempo, son muchas las personas que sienten la necesidad de liberarse de su ruidoso ajetreo y encontrar la tranquilidad. A otros, en cambio, el silencio les resulta arduo y penoso. El silencio es más, mucho más que la simple ausencia...

Los siete sacramentos

Los siete sacramentos

Los sacramentos son signos eficaces de la Gracia. La Gracia santificante es una disposición e stable y sobrenatural que perfecciona al alma para hacerla capaz de vivir con Dios. Los siete sacramentos corresponden a todas las etapas y a todos los momentos importantes...

El relativismo de nuestros tiempos

El relativismo de nuestros tiempos

Nuevamente abordamos el tema de nuestros tiempos actuales, tan “progresista” y de tantas “libertades”. Algunos católicos se encuentran en una delicada situación, pero básicamente – se mencionó anteriormente – debido al miedo que tenemos porque se nos puede sancionar,...

El Cristianismo como fenómeno

El Cristianismo como fenómeno

Un famoso escritor francés de inicios del Siglo XIX escribió una formidable obra llamada “El Genio del Cristianismo”. Haciendo una síntesis de esa obra, se nos da a conocer que nunca, en ningún hecho de la civilización – filosofía, doctrina, Leyes, descubrimientos...

EWTN España y todas sus actividades se sostienen con las donaciones de los benefactores.

Ayúdanos para continuar nuestra misión de llevar la luz del Evangelio a todas las familias.

EWTN España, la alegría y el orgullo de ser católicos.