Vida material, vida espiritual
18 de octubre de 2023

Este tema podría ser un agregado al que apenas se trató recientemente, en el que se leía brevemente la existencia de dos mundos en aparente oposición.

Tratemos ahora de escribir sobre las cosas materiales y las cuestiones espirituales que en estos tiempos de tanta “modernidad” estamos viviendo.

Sabemos del sufrimiento desde nuestra infancia, vamos a decir desde los 7 u 8 años de edad. Ya se ha mencionado anteriormente que si un niño o una niña crece en un hogar donde se respira el amor y el respeto mutuo que debe tener el marido hacia la esposa y viceversa, su vida de adulto no será tan conflictiva o, es nuestro deseo, sin complicaciones emocionales y/o espirituales.

Cuando un matrimonio experimenta egoísmo, desdén e incluso separación, muy difícilmente esos niños crecerán sin problema alguno. Si bien los caracteres genéticos influyen definitivamente en los seres humanos, hay también otros factores que inciden en el correcto y buen funcionamiento de cada uno de nosotros.

Hemos citado en primer lugar lo que se leyó líneas arriba. Pero también interviene el medio ambiente fuera del hogar, las compañías que tienen niños, jóvenes y jóvenes adultos. Igualmente, hemos mencionado incesantemente que los medios de comunicación de hoy en día, tienen también una poderosa influencia en nuestras vidas (por citar un ejemplo, los celulares e “Ipads”).

Si a ello agregamos el total desinterés de algunos padres por darles a los hijos valores cívicos, morales y espirituales, todo se agrava.

 

Podemos decir que el interés universal de cada ser humano es el deseo de amar y ser amado, especialmente cuando ese amor es incondicional. En muchas ocasiones quisiéramos cambiar todo lo que materialmente poseemos por el hecho incontrastable de amar… y ser amados. Es el amor lo que mueve al mundo.

Por otro lado, los humanos no solo somos materia, también somos espíritu. Todos poseemos un alma – aunque los incrédulos y ateos lo nieguen. De hecho es el espíritu, o el alma, lo que hace que nuestras vidas tengan una razón de ser.

Es el espíritu lo que ha animado al ser humano a crear monumentos, grandes edificios, catedrales, obras de arte como la escultura, la música y la pintura, la literatura y otras cosas más, incluyendo también el deseo de perfeccionarse humanamente, aunque precisamente porque somos seres humanos, tenemos nuestras propias limitaciones.

El problema es cuando anteponemos a todo lo anterior el deseo de adquirir toda clase de bienes materiales, empleando para ello una serie de subterfugios e incluso pasando
por encima de otras personas y no importando los medios que utilizamos para lograrlos.

Volvamos de nuevo al tema del amor. Si sabemos que Dios nos amó primero, siguiendo el ejemplo de Cristo Nuestro Señor, amemos nosotros también. Nada es más importante que eso.

Otras Reflexiones Cristianas

Trastorno de la personalidad narcisista

Trastorno de la personalidad narcisista

La prestigiosa Clínica Mayo (Rochester, Minnesota) define el “trastorno de la personalidad narcisista” de la siguiente manera: “El trastorno de personalidad narcisista (uno de varios tipos de trastornos de la personalidad) es un trastorno mental en el cual las...

Las Bienaventuranzas: El rostro de Jesús

Las Bienaventuranzas: El rostro de Jesús

Mateo 5, 1-12 En aquel tiempo, al ver Jesús el gentío, subió al monte, se sentó y se acercaron sus discípulos; y, abriendo su boca, les enseñaba diciendo: «Bienaventurados los pobres en el espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados los...

En los cielos y en la tierra

En los cielos y en la tierra

Hay un empeño bastante declarado por parte de ciertos sectores de la política, por pisotear lo que siempre ha sido la creencia de los hombres, al menos en nuestro país. Actúan contra natura como si fuera lo más normal y ven algo estupendo en la homosexualidad, el...

La herejía de hoy

La herejía de hoy

Nosotros los católicos sabemos que estamos conformados de materia y espíritu, y definitivamente ambos aspectos no pueden ser divididos en secciones o categorías. Igualmente, nosotros creemos que Cristo Nuestro Señor es verdaderamente Dios y verdaderamente Hombre....

Los 10 mandamientos

Los 10 mandamientos

¿Cuáles son los 10 Mandamientos? Los Diez Mandamientos o Decálogo son las «diez palabras» que recogen la Ley dada por Dios al pueblo de Israel durante la Alianza hecha por medio de Moisés (Ex 34, 28). El Decálogo, al presentar los mandamientos del amor a Dios (los...

Signos de los tiempos

Signos de los tiempos

A lo largo de los dos mil años en la Historia de la Cristiandad, han nacido, vivido y muerto miles de santos y santas quienes siempre siguieron el ejemplo de Nuestro Señor Jesucristo. Pero, ya se comentó en otra ocasión, han existido también miles de miles de personas...

La hipocresía intolerable

La hipocresía intolerable

Al leer el Evangelio nos encontramos con un Jesús todo bondad, que acoge a todos los pecadores, y que, sin embargo no tolera a unos hombres con los cuales está en lucha frontal. Son los fariseos y los escribas, a los que llama con una palabra que, desde Jesús, se ha...

El caos moral en España

El caos moral en España

Lo que dice sobre la situación moral de las sociedades occidentales, de España, el filósofo español Enrique Bonete, catedrático de esta materia en la Universidad de Salamanca: La posmodernidad, entendida como un proceso cultural en el que no existe ninguna referencia...

EWTN España y todas sus actividades se sostienen con las donaciones de los benefactores.

Ayúdanos para continuar nuestra misión de llevar la luz del Evangelio a todas las familias.

EWTN España, la alegría y el orgullo de ser católicos.