Vivamos católicos
17 de mayo de 2023

El ejemplo de la Iglesia primitiva

Leemos en Hechos de los Apóstoles: “Los creyentes, por su parte, vivían unidos entre sí y nada tenían que no fuese común entre ellos”. A dos mil años de distancia, esas palabras siguen resonando en la mente y el alma de los católicos.

Con el ejemplo que dieron los primeros cristianos, una gran cantidad de personas se convirtieron a la nueva religión, recién fundada por Cristo Nuestro Señor, principalmente los judíos, pero también los gentiles, como se les llamaba a los que no habían nacido bajo el Judaísmo.

Es a través de la fe, de las buenas obras y de nuestra piedad como podemos atraer multitudes, al igual que lo hicieron los primeros seguidores de Cristo.

Situación actual

Ahora vivimos en una comunidad a la que llamamos Iglesia. Somos parte del Cuerpo Místico de Jesucristo, siendo Él la cabeza y, conforme a lo que Cristo dispuso, formamos una unidad.

Habrá muchos católicos que de cierta manera viven su religiosidad de forma muy tibia, como apagada. Tal vez con muchas dudas y temores, lo que indica que no aceptan del todo las enseñanzas de nuestro Divino Maestro, quizás por no tener una formación básica, o tal vez al ver el ejemplo de las personas que hay a su alrededor.

Ese es precisamente el tema central de esta reflexión. El ejemplo, mismo que sirvió para que los que escuchaban a los primeros Apóstoles, y los que los siguieron, también predicaran la doctrina de Cristo Jesús y, sobre todo, siguieran ese ejemplo que daban los primeros cristianos al amarse los unos a los otros, como lo había proclamado el Maestro.

Con el transcurso del tiempo no se ha perdido ni la enseñanza ni el ejemplo que debemos de dar a los que nos rodean, a los que tratamos, de cerca o de lejos. Es a través de la fe, de las buenas obras y de nuestra piedad como podemos atraer multitudes, al igual que lo hicieron los primeros seguidores de Cristo.

Se dice que no debemos ser luz de la calle y oscuridad en nuestra casa. Estamos obligados a ser compasivos y caritativos en primer lugar con los que viven  con nosotros, sin que ello quiera decir que nos olvidemos de los que viven fuera del hogar.

Vivamos, pues, nuestra catolicidad de manera congruente. Estemos felices por lo que Dios nos ha dado y aun por lo que no nos ha concedido. Sigamos confiando en Él, que es “el Camino, la Verdad y la Vida”. Practiquemos lo que creemos y predicamos. Seamos testimonio vivo de lo que representa ser discípulo de Cristo. Prestemos nuestros oídos a quien nos habla y nuestro hombro a quien llora. Extendamos la mano para entregar poco o mucho a quien nos pide y más necesita de esa ayuda, y enjuguemos las lágrimas de quien sufre. Visitemos al enfermo y hablémosle dulcemente de Cristo. Oremos en silencio por las necesidades de los demás y demos gracias a Dios porque nos ama.

Vivamos, pues, agradecidos por los dones que hemos recibido del Espíritu Santo, mismos que, como dice san Pablo, son diversos.

Esos dones equivalen a tener un tesoro muy grande, pero si lo tenemos enterrado en algún lugar, sin disfrutar de esa riqueza, sin compartirla con otros, en la comunidad y aún fuera de la comunidad, es como si el tesoro no lo tuviéramos.

Otras Reflexiones Cristianas

El relativismo de nuestros tiempos

El relativismo de nuestros tiempos

Nuevamente abordamos el tema de nuestros tiempos actuales, tan “progresista” y de tantas “libertades”. Algunos católicos se encuentran en una delicada situación, pero básicamente – se mencionó anteriormente – debido al miedo que tenemos porque se nos puede sancionar,...

El Cristianismo como fenómeno

El Cristianismo como fenómeno

Un famoso escritor francés de inicios del Siglo XIX escribió una formidable obra llamada “El Genio del Cristianismo”. Haciendo una síntesis de esa obra, se nos da a conocer que nunca, en ningún hecho de la civilización – filosofía, doctrina, Leyes, descubrimientos...

El bien genera felicidad

El bien genera felicidad

Los enemigos de Cristo cortan las cabezas que piensan. Los enemigos de Cristo silencian las voces sinceras. Los enemigos de Cristo se dejan llevar por las pasiones. Los enemigos de Cristo comercian con las conciencias. Los enemigos de Cristo están peleados con la...

A la mujer que sufre

A la mujer que sufre

Me han dicho que sufres, y que sufres mucho. Que sabías que había dolor en el mundo, pero nunca pensaste que a ti te alcanzaría … ¡y en qué forma! Quisiera llegar a tu Corazón, mujer que sufres. En cualquier parte del mundo existe el dolor y a ti, sea del lugar que...

¿Es la sacristía un lugar sagrado?

¿Es la sacristía un lugar sagrado?

Anexo de la iglesia, la sacristía es el lugar de conservación de los vasos sagrados y los ornamentos litúrgicos. Sacerdotes y monaguillos se preparan allí para misas y celebraciones La sacristía es una estancia anexa a la iglesia, con la que comunica. Su carácter es...

África Católica

África Católica

Nigeria y Kenia son los países con más porcentaje de católicos que son practicantes. Nigeria y Kenia son los dos países del mundo donde los que se consideran católicos acuden con más frecuencia a Misa. Es decir, los países africanos son donde más católicos...

Consumismo y silencio de la verdad

Consumismo y silencio de la verdad

En nuestra “cultura” de hoy hemos aceptado la idea de consumir todo, de tener distracciones que nos impiden ver las cosas valiosas de la vida y todo lo que nos anestesia para evitar que proclamemos sin miedo la Verdad que Cristo predicó (hemos entrecomillado a...

El orgullo destruye, la humildad construye

El orgullo destruye, la humildad construye

El orgullo destruye las relaciones. Aparece de muchas maneras diferentes, como la crítica, la competencia, la terquedad y la superficialidad. El problema con el orgullo es que te engañas a ti mismo. Todos los demás pueden verlo en nosotros menos nosotros. Cuando...

Las parábolas de Jesús.

Las parábolas de Jesús.

Con frecuencia, Nuestro Señor Jesucristo hablaba en parábolas para ilustrar a fondo Sus divinas palabras. Las parábolas son familiares para muchas personas, aunque no todas son correctamente entendibles. Las parábolas que Cristo dirigía a todas las personas eran...

Razón y fe

Razón y fe

El Filósofo alemán Emmanuel Kant escribía que, el razonamiento simplemente humano, no puede conocer la trascendencia de Dios y que se debía dividir lo que es la realidad de las cosas con la forma como vemos las cosas. Con este razonamiento, Kant no nos proporciona...

EWTN España y todas sus actividades se sostienen con las donaciones de los benefactores.

Ayúdanos para continuar nuestra misión de llevar la luz del Evangelio a todas las familias.

EWTN España, la alegría y el orgullo de ser católicos.