Las miradas de Jesús
9 de marzo de 2024

El autor de una de los cientos de reflexiones que podemos leer por la “Internet” nos dice que son tres las miradas que Nuestro Señor nos hace.

Cuando Él quiere hacer de nosotros algo más grande y provechoso, nos mira.

Primero, con una dulzura y un Amor que nadie puede sobrepasar y lo hace, en primer lugar, para llamarnos al igual que lo hizo con Sus primeros discípulos. Él nos llama de diferentes formas.

No hace mucho se escribió en un tema que a San Pablo Cristo lo derribó de su cabalgadura cuando “el Apóstol de los Gentiles” iba camino a Damasco. A veces hemos pensado que tal vez podría hacer lo mismo con los que somos testarudos o distraídos, y tenemos oídos pero no lo escuchamos. Otras ocasiones hasta tenemos miedo, pero debemos recordar que Dios nos llamó desde el bautismo.

A veces únicamente respondemos por sentimiento y es común escuchar a alguien decir: “Solo voy a Misa cuando me nace”, pero no se trata de sentir o no sentir. Se trata de una profunda y sincera convicción. Vamos a Misa porque ahí escuchamos mejor la palabra de Dios, tenemos un encuentro con nuestro Salvador, y nos alimentamos con Su Pan

Su mirada nos cambia el corazón y nos dirige, por amor, hacia el amor.

Después, se nos presenta la segunda mirada de Jesús, la del arrepentimiento. Pueden haber lágrimas y seguramente un sincero arrepentimiento que nos conforta y, en cierto modo, nos da paz. En esos momentos, su mirada nos cambia el corazón y nos dirige, por amor, hacia el amor.

La tercera mirada es la invitación para que tomemos nuestra cruz y lo sigamos. Apenas ayer se mencionaba algo sobre el miedo, aquellos momentos que, de más o de menos, se nos presentan en nuestro diario vivir: penas, tristezas, dolor, preocupaciones… añadan lo que experimentan. ¿Quién es ajeno a padecer una u otra cosa, o todas ellas?

Debemos aceptar que eso representa seguir un camino difícil y es entonces que vacilamos, se nos presentan dudas… y, nuevamente, el miedo. Pero, hablábamos también sobre la Fe. La esperanza de que un día ese peregrinar terminará para iniciar una nueva senda, la que conduce al Cielo, donde no habrá llanto, ni dolor, ni penas o amarguras, solamente un Gozo Eterno.

Otras Reflexiones Cristianas

«Yo he venido a traer fuego a la tierra»

«Yo he venido a traer fuego a la tierra»

En el Capítulo 12, Versículo 49, del Evangelio de San Lucas leemos lo que Nuestro Señor Jesucristo dijo: “Yo he venido a traer fuego a la Tierra”. Muchos exégetas (las personas que interpretan o exponen un escrito) han opinado que estas palabras se referían al fuego...

Los caminos de la vida

Los caminos de la vida

Ninguna persona, desde la creación del Mundo, ha pedido nacer. Eso es un don y un regalo que Dios nos da por simple Amor. Pero, como se ha mencionado en pasados temas, a cada uno de Sus criaturas les ha dado también otro regalo, el de la libertad, o el libre albedrio....

Los caminos de la vida

Los caminos de la vida

Ninguna persona, desde la creación del Mundo, ha pedido nacer. Eso es un don y un regalo que Dios nos da por simple Amor. Pero, como se ha mencionado en pasados temas, a cada uno de Sus criaturas les ha dado también otro regalo, el de la libertad, o el libre albedrio....

Elogio del silencio

Elogio del silencio

En medio del bullicio de nuestro tiempo, son muchas las personas que sienten la necesidad de liberarse de su ruidoso ajetreo y encontrar la tranquilidad. A otros, en cambio, el silencio les resulta arduo y penoso. El silencio es más, mucho más que la simple ausencia...

Los siete sacramentos

Los siete sacramentos

Los sacramentos son signos eficaces de la Gracia. La Gracia santificante es una disposición e stable y sobrenatural que perfecciona al alma para hacerla capaz de vivir con Dios. Los siete sacramentos corresponden a todas las etapas y a todos los momentos importantes...

Un discurso de graduación

Un discurso de graduación

Los católicos estamos obligados a no apoyar nunca la muerte de bebés inocentes dentro del vientre materno, en ningún momento del embarazo de la madre (como se ha mencionado varias veces, nos referimos específicamente al aborto inducido o provocado). Ninguna persona de...

EWTN España y todas sus actividades se sostienen con las donaciones de los benefactores.

Ayúdanos para continuar nuestra misión de llevar la luz del Evangelio a todas las familias.

EWTN España, la alegría y el orgullo de ser católicos.